Última hora

Última hora

Polonia, un imán para la iniciativa empresarial

Leyendo ahora:

Polonia, un imán para la iniciativa empresarial

Tamaño de texto Aa Aa

Polonia es un destino principal para la inversión extranjera directa en la Unión Europea. Las compañías internacionales aseguran que es debido a una mano de obra capacitada, unos costes de producción bajos y un entorno favorable para los negocios. En la ciudad de Lublin, al sudeste del país, Ursus fabrica autobuses y tractores tanto para el mercado doméstico como para el internacional. Con 1000 empleados, produce unos 6000 tractores al año y 100 autobuses solo para el Polonia, la mayoría de ellos eléctricos. Los destinos de las exportaciones incluyen a países de Europa y África. Uno de sus últimos modelos es un autobús que funciona con hidrógeno y hay otros modelos en proceso. Monika Kosko, su vicepresidenta, considera esta “una gran innovación”. Explica la proyección de Ursus que “el año pasado firmó un contrato con Zambia. Nuestra estrategia es producir tractores duraderos y fiables, con menos costes de mantenimiento y de piezas de recambio.”

En la ciudad de Mielec está el denominado Valle de la Aviación polaco, un nombre que viene dado por una buena razón. Ha sido el centro de la producción de aeronaves durante más de ochenta años. La empresa del mismo nombre ha sido adquirida por Sikorsky, una subsidiaria de Lockheed-Martin, combinando el conocimiento polaco y estadounidense. Se trata de una de las compañías internacionales que ha invertido aquí.

“El Valle de la Aviación data del final de los años treinta, cuando el Gobierno polaco decidió ubicar aquí su industria aeroespacial. Y así continúa hoy, cuando tenemos más de 150 empresas que están relacionadas con este sector. Nuestra fábrica actualmente cuenta con casi 1800 trabajadores, apoyados por varios cientos de proveedores locales. Estamos muy entusiasmados. Seguimos viendo un crecimiento positivo en Polonia. La industria aeroespacial continua creciendo, tanto la comercial como la militar”, explica James Katzen, vicepresidente de PZL Mielec

De vuelta a Varsovia, hay más pistas sobre cómo Polonia está consiguiendo atraer más inversión así como impulsar las exportaciones. Con treinta oficinas en todo el mundo, la Agencia Polaca de Inversión y Comercio quiere aumentar ese número a setenta antes de finales de año. Wojciech Fedko es su vicepresidente: “Tenemos algunas cosas en las que Polonia siempre se ha distinguido. Como la maquinaria, mucho equipamiento eléctrico. Así que se trata de la vieja economía, pero también de la nueva. Esta es la tecnología de la información y la comunicación y los videojuegos, que hemos colocado con éxito en el mercado durante los últimos años. Nuestro mandato ahora es animar a muchas más empresas de Polonia a que hagan lo mismo Las pequeñas y medianas empresas, más medianas que pequeñas de acuerdo a los estándares polacos, son nuestro fuerte. Estamos trabajando muy duro como brazo de implementación del ministerio de Desarrollo Económico, que ha instaurado un concepto de negocio integral. La Agencia Polaca de Inversión y Comercio es el canal de distribución de todos los incentivos del Gobierno, así como de muchos de los productos de financiación para la inversión extranjera directa en el país.”

Otro ejemplo de las exportaciones polacas es el sector de las tecnología de la información. JCommerce es una startup madura, que está expandiendo operaciones tanto en Polonia como en el exterior para aportar soluciones a un amplio número de clientes. Su director ejecutivo explica que hacen “servicios de desarrollo” y que “acabamos de abrir una ampliación de equipos que les ayudan a proveer sus servicios o a hacer su software”. La opción de irse a países más baratos, como la India, no entra dentro de sus ideas porque“estamos hablando de calidad, estamos hablando de estar, especialmente por nuestro clientes europeos, dentro de la Unión Europea, en el corazón del continente, muy bien conectados con nuestra estrategia y también con vuelos baratos”.

Otra startup, en este caso financiera, también ha combinado conocimiento local e internacional. En el mismo rascacielos que está Goldman Sachs, un joven noruego ha llegado con una empresa que conecta a consumidores con prestamistas de todo el mundo. Rene Skaflestad, fundador de Liberfinance, explica que es positivo tener en Polonia la mano de obra porque “el ‘brexit’ ha tenido un impacto y está teniendo un impacto. Muchos polacos están volviendo del Reino Unido y de otros países europeos. Es una gran fuente de talento que ha crecido aquí. Tienen por supuesto la cultura polaca, pero también han estado en el extranjero. Polonia está incentivando a los negocios internacionales para que vengan aquí de una forma muy sencilla”.