Última hora

Última hora

"El peligro no ha desaparecido"

Leyendo ahora:

"El peligro no ha desaparecido"

Tamaño de texto Aa Aa

Tras los atentados de París y Bruselas, Bélgica ha sido identificada por algunos expertos como un centro de planificación de actos terroristas. Las estadísticas demuestran además que es uno de los países de donde han partido más combatientes para luchar en Siria y en Irak. ¿Cuál es el origen del problema? ¿Qué medidas se han tomado para evitarlo?

Para analizar estas cuestiones Euronews ha entrevistaso a Jan Jambon, ministro del Interior belga.

Aissa Boukanoun, Euronews

Combatir la amenaza terrorista, evitar que los yihadistas belgas se unan a la lucha en Irak y Siria, combatir la islamofobia, el racismo, el antisemitismo… Tiene una agenda muy cargada. ¿Cuáles son sus prioridades?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Creo que la prioridad es reinstaurar la cultura de la seguridad en el país, lo que significa luchar contra el extremismo violento y contra el antesimitismo.

Aissa Boukanoun, Euronews

¿Existen medidas eficaces para desradicalizar a todos o al menos algunos individuos?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Ser radical no es un problema en sí mismo. Yo soy un radical, soy un demócrata radical, soy un nacionalista flamenco radical. Ser radical no es un problema en sí mismo. Pero cuando el radicalismo se orienta hacia la violencia, hacia el extremismo violento, en ese caso la radicalización se convierte en un problema. Y es difícil desradicalizar a alguien que quiere alcanzar sus ideas extremistas a través de la violencia.

Aissa Boukanoun, Euronews

Hace dos años, usted anunció que iba a limpiar Molenbeek. ¿Todavía quedan terroristas en el barrio de donde procedían varios de los atacantes que participaron en los atentados de París?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Las personas que cometieron actos terroristas ya están detenidas. Pero existen redes de apoyo. Y ese es ahora el trabajo diario de nuestros servicios que ponen todo su empeño en localizar a quienes dan apoyo a los terroristas.

Aissa Boukanoun, Euronews

¿Cómo coopera Bélgica en el intercambio de información a nivel europeo e internacional?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Después de los ataques terroristas en París y Bruselas, hemos establecido con Francia un equipo de investigación conjunta, lo que significa que tenemos equipos judiciales de investigación que cooperan.

Aissa Boukanoun, Euronews

Su país, como algunos otros países europeos, está experimentando un resurgimiento de actos islamofóbicos y antisemitas. ¿Qué instrucciones ha dado a la policía?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

No estoy de acuerdo con su análisis. Nuestro país no está viviendo un incremento de actos islamofóbicos y antisemitas. Existen pequeños grupos que cometen este tipo de actos, y el trabajo de la policía es deternerlos.

Aissa Boukanoun, Euronews

¿Ha tomado medidas para vigilar el regreso de los combatientes belgas que han luchado en Irak y Siria?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

No, no activamente. Debo reconocer que Bélgica batió el triste récord de ser el país con el mayor número de combatientes extranjeros en relación a su número de habitantes. Pero hoy tenemos otro dato: hemos batido el récord de prisioneros con antecedentes relacionados con el terrorismo.

Aissa Boukanoun, Euronews

¿Cómo se puede evitar que algunos terroristas regresen ilegalmente al país?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Cuando una persona solicita asilo, revisamos nuestras bases de datos, tanto a nivel policial como terrorista. Es un procedimiento que llevamos a cabo de manera sistemática. Y si detectamos a alguien que está en la ilegalidad, podemos detenerlo.

Aissa Boukanoun, Euronews

Después de la victoria de la Alianza contra el grupo Estado Islámico. ¿Cree que esta organización es más débil y tiene menos capacidad para cometer atentados en territorio europeo?

Jan Jambon, ministro del Interior belga

Creo que son más débiles, han perdido un gran territorio, y han perdido un cierto atractivo para los jóvenes de ciertos barrios. Pero el peligro no ha desaparecido.