Última hora

Última hora

Siria: 871 civiles muertos desde el "alto el fuego" de la ONU

Leyendo ahora:

Siria: 871 civiles muertos desde el "alto el fuego" de la ONU

Tamaño de texto Aa Aa

Un informe de la Red Siria de Derechos Humanos (SNHR, por sus siglas en inglés) , una organización independiente cercana a los rebeldes sirios, ha denunciado que un mes después del alto el fuego exigido por el Consejo de Seguridad de la ONU, el número de civiles asesinados en el este de Guta es de 871, entre los que hay 179 niños. Human Right Watch también se ha hecho eco de estas cifras a través de Twitter.

"La resolución 2401, adoptada el 24 de febrero de 2018, no ha logrado frenar todo tipo de violaciones, muchas de las cuales constituyen crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, incluido el uso de armas químicas", sostiene el escrito de SNHR. En las tres semanas siguientes a la resolución de la ONU, en la que se pedía al menos durante treinta días un alto el fuego, las "fuerzas de la alianza sirio-iraní han conquistado el 80% de la Guta Oriental asediada". Entre las víctimas, según la organización, había cuatro periodistas y siete trabajadores sanitarios, incluido un médico.

Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobaron por unanimidad el llamamiento al cese de las hostilidades para permitir la ayuda humanitaria. Además pidieron que se pusiera fin al asedio de las poblaciones de Guta Oriental, Yarmouck, Foua y Kefraya para permitir la ayuda y la evacuación de los heridos. Las operaciones contra el grupo Estado islámico, Al Qaeda y Al-Nusra quedaron fuera del acuerdo.

La embajadora norteamericana ante la ONU, Nikki Haley, durante una reunión en Siria, reprendió a los miembros del Consejo de Seguridad por no responsabilizar a Moscú y a Damasco y condenó enérgicamente al presidente sirio Bachar al Asad y a sus aliados. "La historia no será benévola cuando juzgue la eficacia de este Consejo para aliviar el sufrimiento del pueblo sirio". afirmó.

Para el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, que habló por videoconferencia con el Consejo de Seguridad el pasado 16 de marzo, "no hay alto un alto el fuego del que se pueda hablar". El 12 de marzo Estados Unidos pidió al Consejo de Seguridad que "desarrolle urgentemente propuestas para supervisar la aplicación de la tregua y los movimientos de civiles".

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, en su intervención sobre siria ante el mismo órgano de la ONU, enumeró una lista de violaciones del alto el fuego establecido por la Resolución 2401: "En algunas zonas el conflicto ha sido menos intenso, pero no ha habido cese de hostilidades. La violencia continúa en Guta oriental y en otros lugares, incluso en Afrin, partes de Idlib y Damasco. Estamos presenciando violaciones flagrantes, ataques indiscriminados y una incapacidad para proteger a la población y a la infraestructura civil, Debería ser posible un alto el fuego, prestar ayuda, evacuar a los enfermos y heridos, no podemos rendirnos, por el bien del pueblo sirio".