Última hora

Última hora

La guerra contra el narco en La Línea de la Concepción

Leyendo ahora:

La guerra contra el narco en La Línea de la Concepción

Tamaño de texto Aa Aa

La Línea de la Concepción, en Cádiz se ha convertido los últimos años en la principal vía de entrada de hachís en el Estado español. De las 373 toneladas de hachís incautadas en año pasado, 145 entraron por esta zona. Aproximadamente un 90% de la droga que entra por la región llega al resto de Europa a través de Francia.

Cerca de doce bandas organizadas gestionan la llegada de cargamentos de droga a la costa ante la impotencia de los efectivos policiales que afirman estar desprotegidos y faltos de medios para afrontar el problema. “Los hechos de agresiones contra los cuerpos de seguridad del Estado cada vez son mayores”, cuenta José Encina, portavoz del sindicato AUGC de la Guardia Civil. Encinas explica que se está llegando a unos niveles preocupantes de violencia.

El Gobierno regional y los propios delincuentes coinciden en algunas de las razones que invitan a los jóvenes a integrar en estos clanes de narcotráfico. La localidad sufre un 30% de desempleo. Pepe (nombre ficticio) es padre de familia y miembro de una de estas organizaciones. El traficante cuenta que muchos como él se ven obligados a delinquir para “llevar dinero a casa”. También Miguel (nombre ficticio), otro miembro de bandas, más joven, coincide con Pepe: “no hay ninguna fábrica ni ningún sitio para trabajar aquí”. Miguel cuenta que casi todo el mundo vive de la droga en la región. Sea cierto o no, el alcalde de la localidad, Juan Franco, coincide con los delincuentes en que es necesario un paquete de medidas sociales para evitar que personas paradas terminen por aceptar la vía del dinero fácil. Además, Franco coincide con los cuerpos de seguridad en que deben recibir más medios.

También los vecinos de la localidad protestan por el problema del narcotráfico, que genera violencia e inseguridad en La Línea. Francisco Mena es el director de Nexos, la Federación Provincial Antidroga de Cádiz, desde su punto de vista, además de la falta de efectivos policiales, es necesaria una legislación que regule la venta de determinados vehículos que facilitan la llegada de la droga a la costa. Las embarcaciones han pasado de transportar kilos de mercancía, a llevar más de una tonelada en alguna de lanchas interceptadas.