Última hora

Última hora

Los malabarismos de Zuckerberg para hacer un Facebook responsable

Leyendo ahora:

Los malabarismos de Zuckerberg para hacer un Facebook responsable

Tamaño de texto Aa Aa

La comparecencia de Mark Zuckerberg ante el Congreso de Estados Unidos ha sido el culmen de dos años de problemas para Facebook.

Zuckerberg empezaba por disculparse por no haber tenido en cuenta hasta qué punto llegaba su responsabilidad. "Empecé Facebook, lo dirijo, y soy responsable de lo que pasa aquí", decía.

No era la primera que escuchamos un 'mea culpa' del creador de la red social por excelencia.

Las revelaciones sobre el comportamiento de Facebook durante la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016 -con la diseminación de fake news, por ejemplo- fue sin duda un duro golpe para él y el prestigio de su empresa.

Lo admitió en febrero de este año, en el decimocuarto aniversario de Facebook. Zuckerberg admitía que había que hacer mejor las cosas en la compañía. "Tenía 19 años cuando empecé y no sabía que se convertiría en un servicio de internet global. He cometido todos los errores posibles que puedan imaginar, errores técnicos y malos acuerdos. He confiado en la gente equivocada y he puesto a gente con talento en puestos que no les correspondían", confesaba.

Esto no ha ido en detrimento del número de usuarios. Tanto los usuarios activos diarios y mensuales aumentaron un 14%. El usuario es el centro de Facebook y es también su fuente ingresos.

"¿Cómo mantiene un servicio en el que la gente no paga por él?", le preguntó cándidamente el lunes el senador Orrin Hatch.

"Senador, ponemos anuncios", le respondía Zuckerberg con una sonrisa incómoda.

Y desde luego ha sido rentable: En 2017 los ingresos aumentaron un 47% hasta alcanzar los 40.600 millones de dólares, de los cuales los anuncios supusieron casi 40.000.

Entonces ¿qué es Facebook? ¿Una empresa tecnológica o la publicación más grande del mundo?

"¿Si nos sentimos responsables del contenido de nuestra plataforma? La respuesta es que claramente sí, pero no creo que esto sea incompatible con ser en nuestra esencia una empresa tecnológica donde básicamente tenemos ingenieros y hacemos productos", contestaba Zuckerberg.

Facebook haciendo caja mientras resiste hasta el final a definirse.