Última hora

Última hora

Las disculpas del creador de Facebook y la victoria de Orbán en el Estado de la Unión

Leyendo ahora:

Las disculpas del creador de Facebook y la victoria de Orbán en el Estado de la Unión

Tamaño de texto Aa Aa

La comparecencia de Mark Zuckerberg en la Cámara de Representantes de Estados Unidos finalizó después de más de cinco horas, pero su testimonio no logró desenmascarar los crecientes problemas de Facebook en Washington y en todo el mundo.

Zuckerberg fue convocado porque los miembros del Congreso querían preguntarle sobre el escándalo del robo masivo de datos por parte de Cambridge Analytica, que llegó a afectar a más de 80 millones de usuarios, el equivalente a toda la población en Alemania.

El directivo entonó en mea culpa pero negó que la compañía estuviese haciendo un mal uso de la información de las personas de forma deliberada. No obstante, sus respuestas no paracen haber convencido a su público, los usuarios más jóvenes, ya que, una encuesta del Harvard Institute of Politics muestra que el 71 por ciento de los jóvenes no confía en Facebook.

El mismo sondeo mostró también unas cifras incómodas para Donald Trump, que son incluso peores que las de Facebook. El 75 por ciento de los jóvenes estadounidenses no confía en su presidente.

La encuesta se realizó antes del rifiirafe de esta semana en Siria.

Donald Trump amenazó primero con un ataque inminente contra el régimen de al Assad después del presunto ataque químico en Duma, pero dio marcha atrás cuando al día siguiente Rusia, aliado del Ejército sirio, respondió con derribar cualquier misil estadounidense.

Rusia también sostiene que las imágenes que muestran a las víctimas del supuesto ataque químico son falsas. Mientras tanto, las fuerzas sirias han trasladado a su gente y a sus tropas a las bases rusas en Siria para protegerlos.

Pero el mayor estruendo político en Europa esta semana ha sido la aplastante victoria del líder ultranacionalista Viktor Orban en Hungría.

Su partido Fidesz tiene ahora más poder que nunca para enmendar sin la ayuda de nadie la constitución del país. Algo que preocupa desde la perspectiva de los defensores de la integración europea en Budapest y Bruselas. Además de poner al grupo mayoritario de los conservadores y demócrata-cristianos europeos en una posición incómoda.

Ahora deben dilucidar cómo tratar con Orbán, que oficialmente forma parte de su familia política común en el Parlamento Europeo.

Y esta es la agenda para la próxima semana:

El lunes, reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Luxemburgo con un tema clave:la situación en Siria.

El martes, el presidente francés Emmanuel Macron hablará ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo en el marco del Futuro de Europe, aunque Siria también podría acaparar la atención.

Y en Washington, el FMI (Fondo Monetario Internacional ) y el Banco Mundial inician el lunes unos encuentros que se prolongarán durante toda la semana.