Última hora

Última hora

El monitoreo de la calidad del aire: un gran reto para una gran preocupación sanitaria

Leyendo ahora:

El monitoreo de la calidad del aire: un gran reto para una gran preocupación sanitaria

Tamaño de texto Aa Aa

La contaminación atmosférica es responsable de más de 500.000 muertes prematuras en tan solo un año en Europa. Una data sorprendente, cuando normalmente son China e India quienes lideran los titulares en los temas de contaminación del aire. Sin embargo, según las últimas cifras de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), también deberíamos evaluar los números más de cerca de casa: sólo en 2014, 534.471 muertes prematuras en 41 países europeos han estado relacionadas con la contaminación atmosférica.

El tráfico de vehículos es responsable de gran parte de los daños causados por las partículas finas que entran en los pulmones, aunque el dióxido de nitrógeno, la niebla tóxica de las centrales eléctricas, la industria y los hogares también contribuyen significativamente a las emisiones en toda Europa. Una asombrosa cifra de 1,3 billones de euros es el costo económico de las muertes prematuras y de las enfermedades causadas por la contaminación atmosférica en la región europea de la OMS en 2010, según el primer estudio conducido para la región de estos costos. La cantidad equivale casi a una décima parte del producto interno bruto (PIB) de toda la Unión Europea en 2013.

Aunque las cifras han mejorado ligeramente, aún el 85 % de la población de las zonas urbanas de la UE está expuesta a niveles de partículas finas superiores a los que la Organización Mundial de la Salud considera seguros, según lo establecido por la AEMA.

"Como sociedad, no deberíamos aceptar el costo de la contaminación atmosférica", dijo el Director Ejecutivo de la AEMA, Hans Bruyninckx. "Es muy alentador ver cómo muchos gobiernos europeos, y específicamente las ciudades, están tomando el liderazgo en la protección de la salud de las personas mediante la mejora de la calidad del aire".

Nunca antes había sido tan importante controlar los niveles de contaminación atmosférica y garantizar que dicha información sea compartida para poder tomar las medidas más efectivas. Copernicus, el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea, está trabajando con autoridades públicas y políticos para proveer data que permita elaborar nuevas políticas, así como responder rápida y eficazmente en caso de una emergencia climática.

Los países europeos tienen un gran potencial para limitar la contaminación atmosférica en las grandes ciudades. "Durante mucho tiempo, la información sobre la calidad del aire se limitó a los especialistas. Pero ahora, también hay un gran interés del público en general por tener acceso a esta información", dice Vincent-Henri Peuch, jefe del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico. "El Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copérnico proporciona datos y análisis para que las autoridades nacionales y locales puedan tomar medidas bien fundamentadas, teniendo en cuenta un contexto europeo más amplio y el movimiento de la contaminación a medio y largo plazo".

Captura de pantalla de http://rigaairtext.lv/

Las autoridades de las ciudades europeas han sido conscientes de la importancia de la calidad del aire desde hace mucho tiempo , y consecuentemente, se han establecido redes para controlar los niveles de varios contaminantes regulados. Cada vez más, la información de pronósticos está más accesible en las ciudades para advertir a los ciudadanos sobre próximos eventos. Existe, por ejemplo, el servicio AirText, que funciona en Londres (Reino Unido) y, más recientemente, en Riga (Letonia): se trata de una aplicación para teléfonos inteligentes y un servicio de SMS que avisa a los usuarios registrados si se espera que se alcancen los umbrales de contaminación, de modo que puedan tomar las medidas adecuadas, en particular reduciendo su exposición. El servicio funciona combinando la información proporcionada por Copérnico a nivel regional con información sobre fuentes locales de contaminación. "Este es un buen ejemplo de lo que queremos lograr: el Servicio de Monitoreo de Atmósfera de Copernicus ayuda a diseñar sistemas efectivos para informar a las personas sobre el aire que respiran en su área local", dice Vincent-Henri Peuch.

Para contribuir aún más a la información y a la sensibilización del público, en diciembre de 2017 Copernicus unió fuerzas con euronews para presentar una exclusiva predicción diaria de la calidad del aire en tan solo sesenta y dos segundos. Emitido cuatro veces al día por los diez canales lingüísticos de euronews, un mapa animado de Europa muestra los datos de calidad del aire del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera (CAMS) de Copérnico para las principales ciudades europeas, con un índice de 1 a 5 (muy bueno a muy pobre). Esta previsión exclusiva, vista por más de 10 millones de espectadores desde su lanzamiento, también está disponible en la sección meteorológica de euronews.com en 12 idiomas.

El Jefe del Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de Copérnico señala que la gente ya está familiarizada con los pronósticos del tiempo, pero explica que los pronósticos de la calidad del aire son diferentes: "No hay nada que se pueda hacer para cambiar el clima, pero se pueden tomar medidas para mejorar la calidad del aire. La gente puede optar por utilizar el transporte público y reducir el número de automóviles en las carreteras; las autoridades pueden aplicar medidas para reducir ciertas fuentes de emisiones en un día determinado con el fin de reducir la gravedad de un episodio".

Si bien la contaminación atmosférica sigue siendo un grave problema en toda Europa, es alentador que cada vez se preste más atención al seguimiento y la mejora de la situación. El sector se está desarrollando rápidamente, y se están poniendo a disposición decenas de aplicaciones que cubren ciudades específicas, toda Europa o incluso el mundo entero. En Bélgica, Vito ha desarrollado un marco de trabajo para la modelización de la calidad del aire que ayuda a los planificadores urbanos, mientras que en Lituania se está perfeccionando una novedosa herramienta de predicción para detectar los síntomas de alergia. En Alemania, Heich Consult está utilizando datos de Copernicus para desarrollar una aplicación que informa a la gente sobre la calidad del aire en las ciudades. El servicio combina información actualizada con datos históricos, recurriendo a numerosas fuentes para proporcionar información relevante para el día a día, inicialmente para los habitantes de Brno. Este verano en Grecia, el programa DiscovAir proporcionará a los turistas información integrada sobre el tiempo, los rayos UV, el polen y la calidad del aire para que puedan disfrutar mejor de su estancia en el país y organizar sus actividades de la mejor manera posible.

Mientras que los avances son esperanzadores, aún queda trabajo por hacer. La combinación de los esfuerzos de los servicios de monitoreo locales con los datos globales y el conocimiento de proveedores como Copernicus ya está produciendo soluciones efectivas. Pero empoderar a los responsables políticos y al público en general con estas herramientas garantiza que podamos tomar medidas eficaces para mejorar la calidad del aire en el futuro.