Última hora

Última hora

Palma de Mallorca pionera en la prohibición de los "pisos turísticos"

Leyendo ahora:

Palma de Mallorca pionera en la prohibición de los "pisos turísticos"

Palma de Mallorca pionera en la prohibición de los "pisos turísticos"
Tamaño de texto Aa Aa

A partir de este julio, los propietarios de pisos o apartamentos en Palma de Mallorca no podrán alquilar sus viviendas a turistas.

La capital balear ha adoptado esta medida, pionera en el país, para acabar con las ofertas no reguladas de pisos turísticos que habrían aumentado en un 50% entre 2015 y 2017.

El Gobierno formado por PSOE, Més y Podem, aprobará en el pleno municipal del próximo jueves y se aplicará previsiblemente en julio, coincidiendo con la temporada alta en las Islas Baleares.

La prohibición del alquiler de departamentos es, según el alcalde de Palma, el izquierdista Antonio Noguera, una decisión "capital" para el futuro de la ciudad, una de las más turísticas de España, y "marcará tendencia a la hora de entender la ciudad habitable".

Sí se podrán alquilar, en cambio, viviendas unifamiliares.

En Palma se comercializan unas 11.000 plazas a través de plataformas de alquiler a turistas, pero según cifras del Ayuntamiento, solo están inscritas en el registro obligatorio de la Consejería de Turismo 645 plazas. De ser ciertos esos datos, aproximadamente el 95 % de la oferta es irregular.

La medida adoptada en Palma se enmarca en un contexto de encarecimiento general de los arrendamientos en España, que expertos achacan, en parte, al alquiler de inmuebles para uso turístico, ya que estos reducen la vivienda disponible y generan expectativas de beneficio en los propietarios, que exigen más renta para renovar los contratos.

El deterioro de la convivencia en los barrios de ciudades muy turísticas, como Barcelona y Palma de Mallorca, ha desencadenado protestas y movilizaciones.

Las denuncias presentadas ante la Consejería de Turismo por problemas con los inquilinos se han multiplicado en los últimos años.