Última hora

Última hora

Reporteros sin Fronteras alerta contra el "odio al periodismo"

Leyendo ahora:

Reporteros sin Fronteras alerta contra el "odio al periodismo"

Tamaño de texto Aa Aa

La organización de defensa de la libertad de expresión Reporteros sin Fronteras alerta contra la hostilidad a la prensa en las democracias occidentales. Para RSF se trata de una actitud deliberadamente alentada por algunos dirigentes políticos y por el deseo, también en el resto del mundo de los regímenes autoritarios y totalitarios de imponer su propia visión de las cosas.

Todo ello, para el secretario general de Reporteros sin Fronteras, Christophe Deloire constituye una amenaza para las democracias que también afecta a Occidente: "Este continente sigue siendo el de mayor nivel de libertad de prensa, pero está empeorando, se está deteriorando, los líderes políticos van contra el periodismo y en ocasiones niegan su legitimidad. Es un juego peligroso para Europa y para las democracias en el resto del mundo."

En la clasificación de este año los mayores niveles de libertad están en el norte de Europa: más libertad en Noruega y Suecia que mantienen su primera y segunda posición, Finlandia pasa a la cuarta, por detrás de Holanda, perjudicada por un caso de amenaza al secreto de las fuentes periodísticas.

Los peores estados para la libertad de prensa son Corea del Norte, Eritrea, Turkmenistán, Siria, China y Vietnam. Les anteceden Sudán, Yibuti, Cuba y Guinea Ecuatorial.

Punto de vista

Europa sigue siendo el continente de mayor nivel de libertad de prensa, pero está empeorando.

Christophe DELOIRE Secretario general de Reporteros sin Fronteras

Estados Unidos cae dos puestos, hasta el 45 de 180. El presidente Trump ha calificado a la prensa de "enemiga del pueblo estadounidense".

Para Deloire la libertad va a peor:"La situación está empeorando, más allá del fenómeno Trump en los Estados Unidos. Cuando profundizas en los Estados Unidos, en la situación de cada estado, puedes observar que el papel de los periodistas es más difícil: más detenciones durante las protestas, un acceso a las fuentes más difícil, una Ley de Libertad de Información menos respetada".

España baja dos puestos en el ranking de Reporteros Sin Fronteras sobre libertad de prensa, del 29 al 31 por la crisis en Cataluña y las amenazas y acoso a los periodistas por parte de manifestantes y de policías.