Última hora

Última hora

La batalla de los fondos de cohesión

Leyendo ahora:

La batalla de los fondos de cohesión

© Copyright :
REUTERS/Bernadett Szabo/File Photo
Tamaño de texto Aa Aa

La Comisión Europea ha enviado una clara advertencia a los gobiernos de Hungría y Polonia.

En caso de no respeto del estado de derecho, Bruselas suspenderá o reducirá el acceso a la financiación europea de forma proporcional a la gravedad de los hechos.

"El dinero europeo debe utilizarse para mejorar nuestras economías nacionales y las de nuestros ciudadanos. No para beneficiar a la familia del primer ministro húngaro o para financiar un estadio de fútbol en su circunscripción electoral. Esa no es manera de utilizar el dinero", ha afirmado el eurodiputado liberal belga Guy Verhofstadt.

Hasta ahora, para aplicar sanciones, la Comisión necesitaba el apoyo unánime del Consejo. En el nuevo presupuesto ha introduce el mecanismo que permite esquivar el problema.

"La nueva propuesta autoriza a la Comisión a decidir si introduce o no tales medidas. Y si un estado quiere vetarlas, deberá acudir al Consejo y conseguir que le apoye una mayoría cualificada", explica Benedek Jávor, eurodiputado húngaro del grupo de Los Verdes.

Para el ministro de Asuntos Exteriores húngaro, Péter Szijjártó, se trata de una maniobra política dirigida contra unos gobiernos que no gustan en Bruselas "La aplicación de cualquier forma de condicionalidad subjetiva y no vinculada los criterios dará lugar a una situación muy peligrosa porque implica que las instituciones o los estados miembros pueden utilizar los fondos de la Unión Europea para hacer chantaje político".

El nuevo presupuesto todavía tienen muchos meses de enmiendas por delante y este será, sin duda, uno de los puntos polémicos del debate.