Última hora

Última hora

Irán mira hacia el futuro en el festival de cine de Teherán

Leyendo ahora:

Irán mira hacia el futuro en el festival de cine de Teherán

Irán mira hacia el futuro en el festival de cine de Teherán
Tamaño de texto Aa Aa

El Festival Internacional de Cine de Teherán se ha convertido en uno de los eventos más importantes en Oriente Medio. A pesar de su crecimiento partiendo de una plataforma para la producción nacional, la censura sigue estando presente en Irán, por lo que todo lo que se proyecta ha de tener el visto bueno de las autoridades. El camboyano Rhity Pahn dirige un documental sobre el régimen de los Jemeres Rojos que asoló su país. y aboga por la libertad para hablar del pasado y presente de Irán: "El trabajo de la memoria es necesario, yo ya tengo Camboya, un territorio de memoria grande y vasto para trabajar y le dejo a los iraníes pensar para reflejar su propia historia."

Entre los invitados, Oliver Stone, que ha hablado sobre la la prohibición de viajar para algunos realizadores como Jafar Panahi, que no podrá asistir a Cannes y de quien asegura que "al menos ya tiene su película, probablemente sea mejor para él que le prohíban viajar. Además de señalar lo positivo del veto para la difusión de la película de Panahi, Stone entregó el premio por su carrera a Rithy Pahn, quien también cuenta con una nominación al Oscar. El galardón podría ser un signo de cambio, porque Pahn firma cintas que no podrían ser realizadas por un director de Irán.

De este país es Mahoor Alvan, la actriz que se llevó el premio de su categoría y que interpreta a una mujer mucho mayor que ella en 'Hattrick', una historia sobre la percepción de cómo la gente cambia. "Hicimos diferentes ensayos con el director leyendo el guión y hablando de ello. Hablamos de todos los detalles, su pasado y su futuro, y creo que la historia que hizo para mí me ayudó mucho a tener la sensación correcta del papel", explica Alvan.

El croata Lean Lučev obtuvo el galardón a mejor actor, aunque no pudo acudir a la ceremonia y fue la directora de 'The Miner', Hanna Slack, quien lo recogió. Lučev interpreta a un minero que descubre cientos de cuerpos de ejecutados durante la Segunda Guerra Mundial en un yacimiento abandonado, pero su jefe quiere que mantenga la calma.

La distinguida como mejor película fue 'Aga', del director búlgaro Milko Lazarov, por su retrato de una pareja de Siberia que se aferra a sus tradiciones. La cinta, además, es la encargada de cerrar la próxima edición del festival de Berlín. La melancólica historia se desarrolla en uno de los climas más fríos del hemisferio norte y utiliza una cámara fija que dibuja la dura y gélida realidad de los protagonistas. El realizador asegura que ese tipo de emplazamientos le gusta "desde que era un niño, así que es probable que haya una relación. Adoro grabar este tipo de películas silenciosas, lentas, en Siberia...ese es el sitio perfecto para rodar."

"Este festival tiene todos los ingredientes que necesita un festival internacinal, un amplio programa, muchos invitados, existe un mercado y se llevan a cabo muchos talleres. Y el hecho de que Oliver Stone pueda estar presente no sería posible hace diez años, hay vientos de cambio", concluye Wolfgang Spindler, enviado especial de Euronews.

Más de cinema