Última hora

Última hora

Las víctimas del atentado de Hipercor ni perdonan, ni olvidan

Leyendo ahora:

Las víctimas del atentado de Hipercor ni perdonan, ni olvidan

Las víctimas del atentado de Hipercor ni perdonan, ni olvidan
Tamaño de texto Aa Aa

El 19 de junio de 1987, la organización terrorista ETA prepetró su atentado más sangriento.

21 personas murieron en Barcelona al estallar un coche bomba estacionado en el parking del centro comercial Hipercor.

Euronews ha hablado con José Vargas, uno de los supervivientes y presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT).

"Eran las 16:08 minutos cuando íbamos por el pasillo de la planta de alimentación justo encima del parking donde estaba el coche bomba, explotó el coche bomba y se nos vino encima toda una lengua de fuego, el techo se cayó, las estanterías y los productos que había en las estanterías, se hizo la oscuridad y aquello fue el infierno. Aquello fue el infierno porque no veías nada y no sabías si estabas vivo o muerto, sólo se oían lamentos y quejidos de las personas pidiendo auxilio", explica Vargas.

"Todas las víctimas somos víctimas no hay de primera o de segunda, tan víctima es el uniformado como el civil que han matado. Ese perdón es un perdón que no les sale de dentro es un perdón únicamente para consumo de sus palmeros, para consumo de sus correligionarios porque al resto no nos van a engañar con ese perdón", añade al valorar el último comunicado etarra.

"La disolución de la banda terrorista, de la banda de asesinos es una disolución forzada, una disolución obligada por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y por las propias víctimas. Porque aquí también habría que hacer una reproche al Gobierno, no a este sino a todos los demás, porque para terminar con esta lacra del terrorismo y la disolución no han contado con las víctimas y eso pedimos, que al menos hubiesen contado con las víctimas porque así a lo mejor hubiera sido un poquito más creíble lo que quieren hacer estos asesinos de ETA", lamenta.

Lee: Sobre el perdón de ETA: "Como mi padre era militar, quiere decir que está asesinado y bien asesinado"