Última hora

Última hora

Terrorismo en Níger

Leyendo ahora:

Terrorismo en Níger

Tamaño de texto Aa Aa

Níger tiene un papel cada vez más importante en la lucha contra el yihadismo. La amenaza terrorista se ha ido trasladando desde Oriente Medio hasta África. Las fuerzas especiales del país del Sahel están siendo entrenadas por parte de los ejércitos de Occidente. El pasado mes de octubre cuatro miembros del Tercer Grupo de las Fuerzas Especiales del ejército de Estados Unidos perdieron sus vidas en una emboscada que tuvo lugar cerca de la frontera con Mali, el país que más está sufriendo las consecuencias de la Guerra Civil de Libia).

Teniente General J. Marcus Hiks, SOCA: "Todos mis compañeros africanos te dirán que el colapso de Libia está aumentando la inestabilidad en la región, el flujo de armas y las milicias que han desestabilizado el norte de Mali y que siguen siendo los proveedores de los grupos terroristas del Sahel".

Níger podría convertirse en el punto de encuentro del yihadismo, ya que conecta a Mali, país desgarrado por la guerra, con grupos terroristas como Boko Haram, Al Shabab y miembros del ISIS.

Los estadounidenses están incrementando su presencia en Níger, igual que otros países occidentales como Francia, Alemania, Reino Unido e Italia. Su objetivo es contener la inmigración ilegal y erradicar el yihadismo, dos fenómenos que están asociados y que de acuerdo a los analistas militares, están socavando la estabilidad de Europa.

Coronel Razak Ibrahim, Fuerzas Especiales de Níger: "Los grupos terroristas tradicionales utilizan a los inmigrantes porque los inmigrantes son personas muy vulnerables, fáciles de reclutar. Los yihadistas aprovechan para ir de un país a otro a través del paso de los inmigrantes".

El objetivo del actual gobierno de Níger y de sus partidarios occidentales también consiste en sellar las fronteras con Libia por las que los traficantes de personas y los terroristas comparten las mismas rutas y a menudo los mismos negocios.

Kalla Moutari, Ministro de Defensa de Níger: "La economía criminal alimenta al terrorismo, a quienes utilizan a los inmigrantes para llevarlos a Libia y que a menudo vienen con armas. Ocurre lo mismo con la droga".

La lucha contra el terrorismo también se apoya en las leyes locales. Según Estados Unidos, es una manera de conseguir la confianza de los locales.

Sam Pineda, Departamento de Estados Unidos contra el Terrorismo: "Cuando las fuerzas de seguridad, por ejemplo, están fuera de las fronteras, cogen a personas a los que pueden transferir a las instituciones civiles. Pueden investigarlos y procesarlos con la normativa y las leyes de aquí, dentro del país."

La ciudad del norte de Níger de Agadez ha sido un punto estratégico para todo tipo de actividades ilegales desde el colapso de Libia en 2012. La unidad de ingeniería de la USAF está construyendo en Agadez un aeródromo. Formalmente será una base aérea de Níger, pero los estadounidenses la utilizarán también con sus propios aviones militares. Se supone que en el aeródromo de Agadez tienen cabida los drones americanos y se van a utilizar principalmente en misiones de reconocimiento. Pero según los acuerdos entre ambos países, los drones también pueden llevar armas. Una parte importante de la sociedad civil de Níger está en contra de la presencia de los ejércitos extranjeros en el país ya que la gente de los pueblos puede unirse fácilmente al yihadismo y Níger podría convertirse en el Afganistán de África.

Kaka Touda, Activista: "Realizan operaciones, tienen drones, tienen aviones implicados, tienen soldados en la zona y esto es algo que la población no apoya. Siempre puede haber fuerzas extranjeras, pero pienso que no será eficaz porque no creo que tengan la confianza de la población".

Cartel mostrado en una protesta contra la presencia de las fuerzas militares extranjeras

La Unión Europea está especialmente preocupada. Bruselas piensa que el terrorismo y la inmigración ilegal podrían ser una mezcla letal para su propia estabilidad y su supervivencia.

Raúl Mateus Paula, Embajador de Estados Unidos en Níger: "La seguridad de Europa está en juego. Esto es muy importante porque está claro que Europa ha estado amenazada por el terrorismo, por los ataques, por los traficantes y por los traficantes de personas".

Las misiones policiales y militares en el Sahel son clave para salvaguardar la seguridad europea contra el terrorismo, la inmigración ilegal y el crimen. Pero los locales demandan trabajos, desarrollo y oportunidades económicas. La Unión Europea y Estados Unidos tendrán que demostrar que la seguridad y el desarrollo son compatibles.