Última hora

Última hora

Por qué mayo de 2018 no es Mayo del 68

Leyendo ahora:

Por qué mayo de 2018 no es Mayo del 68

Tamaño de texto Aa Aa

Huelgas ferroviarias infinitas, toma de facultades y escuelas por parte de los estudiantes contra la reforma laboral, el largo conflicto del aeropuerto de Notre Dame de Landes que no acaba de extinguirse, violencia en las marchas del Primero de Mayo de París.

A primera vista, puede establecerse un paralelismo entre las legendarias protestas de Mayo del 68 y la situación actual de Francia, sin embargo, los propios franceses, aseguran que aquel espíritu de lucha utópica y solidaria de hace medio siglo, se ha extinguido.

Semejanza: las protestas estudiantiles

En Mayo del 68 todo comenzó con las protestas de los estudiantes. No sabían exactamente lo que pedían, lo pedían todo: libertad, antiautoritarismo, creatividad, la utopía. Pero lo pedían con fuerza.

Los lemas que han perdurado: "Prohibido prohibir", "bajo los adoquines, la playa" (los adoquines, destinados a los antidisturbios) muestran el espíritu de estas protestas que inspiraron a muchos otros jóvenes décadas después, en todo el mundo.

Lee: Mayo del 68 sigue presente en la sociedad francesa

Este mes de mayo los estudiantes franceses también están intentando ocupar rectorados y escuelas. Incluida la Universidad de Nanterre, donde comenzó mayo del 68.

Sin embargo en muchas de las escuelas los estudiantes han sido desalojados por la policía.

Sus reivindicaciones son concretas: no a la reforma universitaria de Emmanuel Macron.

Por el momento no se han presentado como un frente unido, y el número de estudiantes movilizados no es comparable al de Mayo del 68.

Semejanza: los trabajadores

En el 68 la represión de los estudiantes hizo que los trabajadores se solidarizaran y comenzaran a elevar sus propias reivindicaciones laborales y salariales. Finalmente convocaron la mayor huelga general del siglo XX en Francia, paralizando el país y poniendo en jaque al mismísimo "Libertador" Charles de Gaulle.

Este mayo de 2018 persiste una movilización de trabajadores del ferrocarril. Importante, con decenas de huelgas previstas hasta finales de junio, pero por el momento no se atisba la posibilidad de que los sindicatos llamen a convocar una huelga general.

Las marchas del 1 de mayo se presentaban como una ocasión de forjar una "convergencia de luchas", y así lo propuso por ejemplo el sindicato CGT. Sin embargo las otras dos grandes plataformas sindicales FO y CFDT no les han seguido.

Semejanza: la violencia en la calle

Los testigos de Mayo del 68 recuerdan haber vivido escenas de guerra, apocalípticas, en las calles de París. Especialmente en la conocida como la "noche de las barricadas", en la que se rozó la tragedia en muchos momentos durante toda una noche de guerrilla urbana.

Los propios policías antidisturbios recordaban en una emisión especial de la cadena pública francesa France 3 que la fuerza de los estudiantes de mayo del 68 era su número. Sin embargo estaban completamente desorganizados, y ellos mismos crearon su propia ratonera con las barricadas, porque no tenían la más mínima noción de guerrilla urbana.

Aunque las manifestaciones del Primero de Mayo (de 2018) en París dejaron una serie de imágenes de violencia, coches ardiendo, escaparates destrozados y mucho humo, los disturbios estuvieron orquestados por un grupo de manifestantes del conocido como "Black Block". Anarquistas bien preparados venidos de toda Europa para intentar reavivar la llama del Mayo francés. Pero, sin excesivo éxito. Los enfrentamientos se limitaron a este grupo de unas 1.500 personas, y cesaron rápidamente tras la manifestación.

Algunos líderes sindicales sugieren que estas imágenes eran lo que quería ver el Gobierno, preguntándose por qué dejaron a este grupo infiltrarse en la cabeza de la manifestación, cuando sabían que se habían organizado para "reventar" las protestas.

El desalojo de la zona ocupada de Notre Dame des Landes, donde decenas de activistas habían construido una auténtica "aldea alternativa" ha generado una cierta solidaridad en las redes sociales pero no hasta el punto de hacer temblar a los Ministerios.

Lee: El legado incierto de cinco décadas de Mayo del 68

Macron no es De Gaulle

El general Charles De Gaulle llevaba diez años en el poder cuando le sorprendió la insolente protesta de mayo del 68. Su autoridad, sus dotes de guerrero, de héroe de la Segunda Guerra Mundial, se revelaron inútiles frente al descaro de la protesta juvenil y la simpatía que despertó en el resto de la ciudadanía.

Este mayo de 2018 Emmanuel Macron cumple su primer año en el Elíseo. Y aunque ha sufrido un innegable desgaste, 20 puntos desde que comenzó la legislatura su popularidad, del 43% (ha perdido 20 puntos en un año), sería un sueño para muchos líderes europeos en el cargo.

Además, en abril consiguió cambiar la tendencia negativa, pese al chaparrón de protestas.

Este fin de semana hay convocadas algunas manifestaciones para protestar contra el primer año de la era "Macron". Está por ver si se da la famosa "convergencia de luchas". De momento parece un poco lejana.