Última hora

Última hora

Más de 6 millones de personas sufren inseguridad alimentaria en Sudán del Sur

Leyendo ahora:

Más de 6 millones de personas sufren inseguridad alimentaria en Sudán del Sur

Tamaño de texto Aa Aa

Estamos en Bentiu, capital del estado de Unidad, en Sudán del Sur. Esta zona ha sido escenario de enfrentamientos desde el inicio de la guerra civil, en 2013. Hoy, después de un año de relativa calma, la lucha entre las fuerzas gubernamentales y la oposición ha recobrado fuerza. Los combates se llevan a cabo a 10 kilómetros de esta carretera.

Para la jefa de la Misión de la ONU en Sudán del Sur, Hiroko Hirahara, esta nueva ola de violencia está relacionada con la nueva ronda de negociaciones de paz prevista este mes en Etiopía. Considera que "la gente comenzó a interesarse más en la política porque querían tomar posición. Su intención era posicionarse no solo políticamente sino también geográficamente, ya que en el Foro de Revitalización para la impementación de un acuerdo de paz se planteará una cuestión: ¿dónde está tu territorio? ¿quién eres y qué parte estás representando?"

La guerra civil ha entrado en su quinto año. Hoy el conflicto armado continúa y corre el riesgo de expandirse en los estados de Unidad, Junqali, Ecuatoria Central y Alto Nilo, aunque también podría estallar en el oeste del país, alertan las ONGs.

El conflicto ha desencadenado una grave crisis humanitaria con más de dos millones de refugiados en los países vecinos y dos millones de desplazados internos. El mayor campamento para desplazados está aquí, en Bentiu. Unas 120.000 personas viven en el "Centro de Protección de Civiles", un asentamiento bajo la protección de la ONU y la asistencia de ONGs y agencias como UNICEF.

Mustapha Ben Messaud, Jefe de la oficina local de UNICEF, explica que la situación humanitaria es prácticamente insostenible. Hay zonas a las que no se puede acceder durante varias semanas. Desde 2013, 100 trabajadores humanitarios han perdido la vida. Las condiciones de vida de la población civil empeoran cada día ya que se enfrentan continuamente a la violencia. Además, durante las seis últimas semanas, 30 mil niños han sido desescolarizados debido a los últimos combates en esta zona."

Las hostilidades afectan a las operaciones humanitarias y han dado lugar a situaciónes extremas de inseguridad alimentaria. El año pasado, la hambruna fue declaradad en varias partes del estado de Unidad.

En la actualidad, más de 6 millones de sursudaneses sufren una severa inseguridad alimentaria como consecuencia del conflicto. Entre los principales indicadores para analizar la situación, el número de niños malnutridos. Aquí, en el hospital de Bentiu, la cifra aumenta cada semana.

La mayoría de estas madres vienen de Leer, una ciudad en Sudán del Sur sometida a los ataques. Unas 90.000 personas viven aquí.

La guerra civil comenzó dos años después de que Sudán del Sur se independizara de Sudán, en 2011. El estado más joven del mundo está en crisis después de que el presidente Salva Kiir, un dinka, despidiera al diputado Riek Machar, un Nuer. Desde entonces, la lucha se ha intensificado entre los dos grupos étnicos.