Última hora

Última hora

Eurovisión 2018: Estos son los clasificados y las sorpresas de la última semifinal

Leyendo ahora:

Eurovisión 2018: Estos son los clasificados y las sorpresas de la última semifinal

© Copyright :
REUTERS/Pedro Nunes
Tamaño de texto Aa Aa

Ya conocemos todos los clasificados para la gran final de Eurovisión, que seguiremos en Euronews en directo el sábado 12 de mayo a las 21: 00 horas (horario central europeo). Pero antes de adelantar acontecimientos, repasemos por un momento cuáles han sido los mejores momentos y las sorpresas que nos ha dejado una agridulce segunda semifinal en el Altice Arena de Lisboa.

¿Quiénes son los últimos 10 clasificados?

Serbia, Moldavia, Hungría, Ucrania, Suecia, Australia, Noruega, Dinamarca, Eslovenia y Países Bajos se unen a los ya clasificados, completando los 26 países que se medirán en la final de Eurovisión 2018.

REUTERS/Rafael Marchante
En las antípodas, los australianos han celebrado la clasificación por todo lo alto. REUTERS/Rafael Marchante

Se han quedado fuera de la competición: Rumanía, San Marino, Rusia, Georgia, Polonia, Malta, Letonia y Montenegro.

Los eurofanes españoles han lamentado especialmente que la representante de Letonia, la brasileña-letona Laura Rizzotto, quedase fuera de la competición. Era una de las favoritas de Amaia y Alfred, según nos contaba el catalán en una entrevista.

Lee: Amaia y Alfred nos cuentan con que concursantes de Eurovisión se llevan mejor

Otro año sin Rusia

Pese a volverlo a intentar, Rusia y su representante, Yulia Samoylova, se vuelven a quedar fuera de Eurovisión, aunque esta vez no por razones políticas, sino exclusivamente por el resultado de las votaciones.

El año pasado, Samoylova, en silla de ruedas por una distrofia muscular que padece desde niña, fue vetada por el país anfitrión, Ucrania. El motivo fue que la representante rusa participó en un concierto en 2015 en Crimea, territorio ucraniano anexionado por Rusia.

Ucrania castigó entonces a la intérprete con tres años sin poder entrar en su territorio.

No obstante, Samoylova volvió a perseguir este año el sueño eurovisivo en Portugal, reciclando la canción que no pudo cantar en Eurovisión 2017. Sin embargo, será más recordada en el concurso por la polémica diplomática que por su breve trayectoria.

El plato fuerte de la noche era el representante de Noruega, genio del violín y ganador de Eurovisión 2009, Alexander Rybak que no decepcionó.

Reuters
Alexander Rybak interpretando “That’s how you write a song” en la segunda semifinal. Reuters

¿De la semifinal de 'la muerte' a la del 'bostezo'?

¿Han estado las semifinales desequilabradas? Al menos eso es lo que piensan los eurofanes, que han dejado por escrito en las redes sociales su decepción con la segunda noche eurovisiva en Lisboa.

Cabe decir, que el desnivel era de esperar, puesto que la mayor parte de los favoritos habían actuado el martes, entre ellos dos países que coronan las casas de apuestas: Chipre, con su enérgica Beyoncé mediterránea, e Israel, con su pegadizo cacareo.

Del vampiro ucraniano al vikingo pacifista, lo mejor de lo peor

San Marino dejó al público sin palabras con sus bailarines autómatas. Sus representantes Jessika Muscat y Jenifer Brening se subieron al escenario acompañadas de pequeños robots. Pero, no consiguieron superar otras puestas en escena aún más atrevidas (o estrafalarias).

El representante de Dinamarca, Jonas Flodager Rasmussen, lucía una frondosa y cuidada barba hipster, pero su intención no era estar a la última moda, sino rendir homenaje al protagonista de su canción: un vikingo pacifista. Magnus Erlendsson pasó a la historia por negarse a luchar en la Batalla de Anglesey Sound en 1908 y sus compatriotas 110 años más tarde decidieron ondear una bandera blanca en el escenario de Eurovisión en medio de un ambiente muy, muy gótico.

Y para sorpresas, el representante de Ucrania, el joven Mélovin, comenzó su actuación saliendo de un ataúd, ayudado de un mecanismo que, empujandole por la espalda, simulaba la levitación.

España se desploma sin cantar

Así como en las primeras semifinales, Amaia y Alfred tuvieron un minuto para darse a conocer al público y presentar su tema 'Mi canción', este jueves, como estaba previsto, no tuvieron ningún papel en la gala. Y sin hacer nada para merecerlo, han vuelto a perder posiciones en las casas de apuestas.

Ahora se encuentran en la parte final de la tabla, en el puesto 17 de 26 países. Pero tampoco hace falta inquietarse, porque si el ucraniano salió de un ataúd, la pareja española puede que también tenga un as escondido en la manga.

Francia entra pisando fuerte

Mientras que España llega a la final debilitada, al otro lado de los Pirineos, la apuesta francesa gana fuerza. Un minuto de presentación con Émilie Satt, la vocalista de Madame Monsieur, y su tema "Mercy" se ha colado en el top 3 de las casas de apuestas.

La canción narra la historia real de una niña nigeriana bautizada Mercy ("Misericordia"), que nació el año pasado en el Mediterráneo a bordo de un barco humanitario, en medio del desesperado viaje de su madre para intentar darle una mejor vida en Europa.

Además de la emotividad de su propuesta, Satt también se metió al público al bolsillo, al menos al país anfitirón, con una tierna interpretación en francés de "Amar pelos dois", la canción con la que el portugués Salvador Sobral ganó el año pasado.

Así hemos seguido la semifinal minuto a minuto