Última hora

Última hora

El juez Llarena pide a Alemania que entregue a Puigdemont por sedición

Leyendo ahora:

El juez Llarena pide a Alemania que entregue a Puigdemont por sedición

© Copyright :
Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

El juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena ha propuesto al Tribunal Superior de Schleswig-Holstein, en Alemania, que si no aprecia un delito de rebelión, entregue a España al ex presidente del Gobierno de Cataluña Carles Puigdemont por un delito de sedición en relación con el proceso independentista en esa región.

Llarena envió una carta a la corte alemana planteando la posibilidad del delito de sedición si los jueces consideran que no se dan las condiciones para entregar a Puigdemont por rebelión al no apreciar violencia.

Fuentes del Supremo confirmaron a Efe el envío de ese documento, en el que el juez pide a los magistrados alemanes que se centren en los hechos más allá de su calificación jurídica. Es decir, que analicen si un intento de romper la Constitución, aunque fuera sin violencia, no sería delito en Alemania; si un intento de segregación de un land no sería delictivo.

Carácter "tumultuario" frente a "violencia"

La diferencia entre ambos delitos radica en que la rebelión implica el uso de la violencia para obtener ese tipo de fines, en tanto que la sedición conlleva un alzamiento "tumultuario".

Además de la misiva, Llarena ha adjuntado 74 vídeos que probarían el carácter "tumultuario" y de "alzamiento público" que implica el delito de sedición, según el diario La Vanguardia, que adelantó la noticia.

Este informe fue solicitado por los jueces alemanes ante el revuelo causado en España por la decisión de poner en libertad bajo fianza a Puigdemont, informa La Vanguardia.

El expresidente catalán está en Alemania en libertad bajo fianza a la espera de que la Justicia alemana decida si lo entrega a España por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos por su implicación en la declaración de independencia de Cataluña y la celebración de un referendo ilegal independentista en esa región.

El Tribunal de Schleswig-Holstein descartó en abril pasado entregar a Puigdemont por el delito de rebelión al no cumplirse, según la legislación alemana, el requisito de la "violencia".

Por su parte el abogado Gonzalo Boyé, que defiende a los dos exconsejeros que permanecen en Bélgica, y muy crítico con la actuación de Llarena, asegura que el delito de sedición tampoco existe en Alemania.

Llarena divide la causa para acelerar el juicio

En otro movimiento judicial, Pablo Llarena ha decidido separar las causas en dos piezas distintas según adelantaba El Independiente.

Los exconsellers huídos Toni Comín, Meritxell Serret, Lluis Puig y Clara Ponsatí, la secretaria general de ERC, Marta Rovira y la exportavoz de la CUP, Anna Gabriel y el propio Puigdemont, serán procesados aparte, mientras se resuelven las demandas de extradición con Bélgica, Reino Unido, Alemania y Suiza.

El magistrado ha dividido la causa a petición de la Fiscalía.

Así, el proceso contra los 18 acusados que permanecen en España, podrá seguir su curso. El juicio está previsto en otoño.