Última hora

Última hora

La extraña plaga que se extiende por Lisboa antes de la final de Eurovisión

Leyendo ahora:

La extraña plaga que se extiende por Lisboa antes de la final de Eurovisión

La extraña plaga que se extiende por Lisboa antes de la final de Eurovisión
Tamaño de texto Aa Aa

Un extraña plaga se extiende por Lisboa en forma de murmullos y estridencias en las horas previas al inicio de la final del festival de Eurovisión. En solitario, en compañía, en las plazas, frente al mar... cientos, miles de jóvenes tararean con mayor o menor fortuna la canción que representará esta noche a su país en la final del festival de música más famoso del planeta: la gala de Eurovisión.

Uno de los reporteros de euronews pudo comprobar que los afectados por este extraño síndrome no son peligrosos, sino todo lo contrario. El ambiente de alegría fraternal que se respira en las horas previas al duelo contrasta con el de otros eventos, casi todos deportivos, de similar calado. Lisboa goza y disfruta de la llegada de miles de eurofans de todos los rincones del planeta.

Una familia se pasea por Lisboa con banderas de Holanda

"Bueno. Tenemos que creer que será una canción que va a alcanzar la victoria, como ocurrió el año pasado. Es una música auténtica y responde a lo Portugal espera", decían confiados dos jóvenes portugueses.

"Creo que va a ser una experiencia increíble estar aquí y verlo", confesaba un fan de la canción enviada por Israel.

"Creo que esta noche será realmente difícil elegir entre Israel, Suecia, y otro par de canciones que son realmente buenas", añadía a su lado un joven sueco.

Tres jóvenes con gustos similares: dos apoyan a Israel y el tercero a Suecia

La pareja española canta en segunda posición, un puesto que histórica y estadísticamente no favorece en absoluto a la hora de las puntuaciones. Habrá que cruzar los dedos...

"¿Quién será el ganador de Eurovisión 2018, el día de la gran final ha llegado. Una cosa es cierta, Portugal ya es uno de los ganadores con una organización elogiada en muchos niveles, incluso si el presupuesto es uno de los más bajos de los últimos años", concluía Ricardo Figueira desde Lisboa.