Última hora

Última hora

Irlanda apoya masivamente suavizar la ley del aborto

Leyendo ahora:

Irlanda apoya masivamente suavizar la ley del aborto

© Copyright :
REUTERS/Max Rossi
Tamaño de texto Aa Aa

Los irlandeses han apoyado masivamente la reforma de la ley del aborto. A falta de que se anuncien los resultados oficiales, dos sondeos a pie de urna otorgan a los partidarios de suavizar la actual normativa cerca del 70% de los votos. La ley vigente es muy restrictiva y obliga a miles de mujeres a viajar al extranjero todos los años para poder abortar. Los partidarios del sí están eufóricos:

"Estoy abrumada, he estado esperando esto durante tanto tiempo. Voté en 1983. Es una victoria tan grande para las mujeres, para los hombres, para las generaciones futuras. Estoy tan emocionada. Es, simplemente, una noticia maravillosa, maravillosa", comentaba Annette Forde, partidaria del sí.

"Es como un comienzo para corregir los errores en la historia de Irlanda", añadía una joven llamada Meabh Agnnelly.

Comunicado de un grupo antiabortista afirmando que se ha vivido una "tragedia de proporciones históricas"

No todos los antiabortistas han digerido bien el veredicto de las urnas. Irlanda es un país de profundas raíces católicas y algunas organizaciones han calificado el resultado de "tragedia de proporciones históricas" y añaden que "lo que está mal seguirá estando mal aunque lo apoye la mayoría".

"La Campaña del NO, que había animado a los votantes a mantener la prohibición, ya ha reconocido la derrota. Dicen que, aunque están decepcionados con los resultados, seguirán haciendo campaña sobre este tema. El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, que es médico y había apoyado el Sí, afirma que se trata de una victoria histórica", concluía el reportero de euronews Vincent McAviney.

El primer ministro, Leo Varakdar, celebra la victoria del sí en Dublín

La culminación de una revolución tranquila

Hemos vivido la culminación de una "revolución tranquila". Con estas palabras, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha celebrado en el Castillo de Dublín la contundente victoria del sí en el referéndum. Varadkar, que es médico y democristiano, hizo campaña a favor del sí en un país en el que pocos políticos se atreven a plantar cara a la todopoderosa Iglesia católica.