Última hora

Última hora

Cadena humana en el País Vasco por el derecho a decidir

Leyendo ahora:

Cadena humana en el País Vasco por el derecho a decidir

Tamaño de texto Aa Aa

Decenas de miles de personas (más de 175.000 según los organizadores) hacen una cadena humana por el derecho a decidir en el País Vasco.

Desde San Sebastián hasta Vitoria pasando por Bilbao, en la cadena humana de 202 kilómetros y participaron dirigentes de los partidos y sindicatos nacionalistas e incluso hubo puntos dedicados al apoyo a Cataluña. con miembros de Òmnium Cultural, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y la CUP.

La movilización, que acabó frente al Parlamento Vasco, en Vitoria, contó con la presencia de su presidenta, Bakartxo Tejeria fue organizada por la plataforma "Gure Esku Dago" (Está en nuestras manos).

"Hoy miles de ciudadanos y ciudadanas hemos demostrado que queremos decidir el futuro político de este país -declaraba Ángel Oiarbide, portavoz de la plataforma "Gure Esku Dago"- que tenemos la necesidad de decidir y que tenemos miles y miles de razones que nos afectan en nuestro día a día tanto a nivel individual y colectivo para poder tomar la palabra y decidir nuestro futuro."

La cadena comenzó a conformarse a mediodía en San Sebastián y unió a las tres capitales vascas.

Alcaldes de las tres capitales vascas y diputados de Álava, Vizcaya y Gipúzcoa todos ellos del Partido Nacionalista Vasco (PNV) han secundado el llamamiento en favor del derecho a la autodeterminación.

REUTERS/Vincent West

A la última persona que componía la cadena humana le llegó el documento que han denominado Pacto Ciudadano, en el que se recogen las 2.019 razones en favor del derecho a decidir expuestas por los ciudadanos que han participado en sesiones participativas previas y que harán llegar a los parlamentos vasco y navarro.

El coordinador general de EH Bildu (considerado durante años el brazo político de ETA), Arnaldo Otegi, indicó en un mensaje en las redes sociales que esta iniciativa "manda un mensaje a la Unión Europea y a los Gobiernos de España y Francia" de que "esta vieja nación quiere decidir libre y democráticamente su futuro y lo va a hacer".