Última hora

Última hora

La fuerza del destino, de Verdi, hechiza en Berlín

Leyendo ahora:

La fuerza del destino, de Verdi, hechiza en Berlín

La fuerza del destino, de Verdi, hechiza en Berlín
Tamaño de texto Aa Aa

La fuerza del destino) de Giuseppe Verdi, es una de las obras maestras más aclamadas y también más conocidas del compositor italiano. Figura entre las cien óperas más representadas en el mundo, entre 2005 y 2010.

Y sin embargo, desde que se estrenó 1862 se ha ganado la fama de gafe: su programación se ha visto acompañada a menudo de desgracias y contratiempos. En 1960, por poner tan sólo un ejemplo, el barítono estadounidense Leonard Warren falleció mientras cantaba una de sus arias en el Metropolitan de Nueva York.

Pero la Ópera de Zurich ha asumido su programación, con una nueva propuesta firmada por Andreas Homoki.

El director Fabio Luisi, director general de la ópera de Zurich, dirige la apasionante partitura. Luisi explica que cuando trabajas esta ópera, debes hacerlo "con respeto, porque es una obra maestra muy importante, densa y difícil. Bajo el tinte de tragedia, tiene también partes grotescas. Armonizar todo ello es quizás, el mayor desafío".

La trama se desarrolla en Sevilla. Verdi sentía predilección por los temas españoles. De hecho el libreto se baja en la obra de teatro de Ángel de Saavedra: Don ÁLvaro o la fuerza del sino.

Un conflicto familiar estalla con la guerra de telón de fondo. El destino, inevitable, sigue su curso: Álvaro, el amante de Leonora, mata accidentalmente al padre de la misma.

Cuando trabajas esta ópera, debes hacerlo "con respeto, porque es una obra maestra muy importante, pesada y difícil. Bajo el tinte de tragedia, tiene también partes grotescas. Armonizar todo ello es quizás, el mayor desafío

Fabio Luisi Director

El director, Andreas Homoki comenta que al trabajar las "obras de Verdi te das cuenta de que a él le interesan más los conflictos, el proceso interior de los personajes, más que la trama en sí, y esto se confirma en esta ópera.”

Respecto a la escenografía, Homoki dice que "en esta visión del mundo, estamos solos. Así que hemos creado un espacio semejante a un laberinto o una caja, con los personajes, y alguien juega con ellos". La puesta en escena es abstracta pero sofisticada, y se centra en los problemáticos personajes de Verdi. "Hay un cubo en el medio, podemos rodearlo, dejarlo de lado; pero siempre termina reuniendo a los personajes. El escenario es como un caleidoscopio. Es, algo mágico"

Uno de los momentos estelares es "Pace, pace mio Dio". Un aria por la paz, magníficamente interpretada por la soprano rusa Hibla Gerzmava, que la define así: "Es un aria poderosa. El alma se expone completamente. Es una mujer fuerte que lleva años esperando. Por eso su fuerza se revela en este solo: “pace, pace”.

Como todo drama verdiano, al final hay más muertos que vivos. "El final es muy potente, muy íntimo. Por eso es tan fuerte. Es un terceto, de calma y esperanza.", explica Luisi. La diva también fallece. "Muere y lo sabe, va al más allá y es feliz. Creo que su destino es el paraíso, porque es realmente libre", dice Gerzmava.

Las próximas representaciones de la fuerza del destino en Zurich son: el 17, el 20 y el 28 de junio.

Más de musica