Última hora

Última hora

Los tesoros mayas de Petén Itzá, Guatemala

Leyendo ahora:

Los tesoros mayas de Petén Itzá, Guatemala

Los tesoros mayas de Petén Itzá, Guatemala
Tamaño de texto Aa Aa

Damos un paso atrás en el tiempo para profundizar en el corazón maya de Guatemala. Las huellas de esta civilización están muy presentes en las ruinas y la tradición oral de Petén Itzá, situada al norte del país.

Y comenzamos este periplo maya en la localidad de Flores), también conocida por Noh Petén que literalmente significa : “la isla grande en el lago".

Carlos Antonio Marín es pescador y también guía en esta zona. Comenta que "el lago conserva su nombre maya, Petén Itzà. Petén significa isla, e Itza significa mago o chamán. Todas las islas fueron habitadas por chamanes."

Hoy Flores nos ofrece su cara más colonial: pequeños restaurantes, casitas adosadas y alineadas a lo largo de calles empedradas. Ivo Romero Zetina vive aquí, es arqueólogo y ha aceptado ser nuestro guía: "El patrón de asentamiento de las casas es como se preservaba en la civilización maya, los templos en el centro y los más altos. Y en los extremos las casas, conformes a su rango, se van alejando del centro de la ciudad, del centro religioso", explica.

Se estima que la civilización maya se hizo sedentaria hacia el año 2000 a. de C. Hacia el año 250 a. de C las primeras sociedades complejas se consolidaron y las primeras ciudades mayas se desarrollaron en torno a 750 a. de C.

En su apogeo, en Flores había pirámides, estatuas, templos. El principal está sepultado debajo de la Iglesia, junto a ella hay estelas mayas. Eran altares de sacrificio. Éste viene de la cercana Ixlú. Ivo Romero comenta las inscripciones visibles en la piedra: "Estos glifos son símbolos fonéticos. Hay uno: Chul haul Tikal que significa: el gran señor de Chul Tikal. Entonces, muestran y representan que en Ixlú hubo una ceremonia donde estuvo presente el gobernante de Tikal."

Tikal, a unos 60 kilómetros al norte de Flores, fue uno de los mayores centros urbanos de la civilización maya precolombina. Hoy en día es un yacimiento arqueológico fascinante. Los templos se extienden por toda la selva tropical.

Toda esta región alberga tesoros escondidos. De regreso al lago Petén, caminamos por el Mirador Canek. Bajo esta colina permanece oculta una pirámide, y existen muchas más así, sepultadas por el poso del tiempo y la selva. Ivo comenta que "este punto era un observatorio de un gobernante llamado Canek, era un lugar especialmente ceremonial, el centro político administrativo estaba en la isla de Flores. Es un punto estratégico y de control".

Las decenas de yacimientos arqueológicos alrededor no son el único foco de interés en Petén. Un tour en barco por el mismo, cuya extensión es de 99 km2, permite descubrir pueblecitos auténticos y la flora y fauna salvajes, pero también parajes para relajarse y divertirse.

Aunque la inmersión cultural pasa obligatoriamente por la gastronomía. La mejor manera de terminar una excursión por el lago es probando la Petenia Splendida, típica de Petén como su nombre indica. Se sirve con tortas o tortillas de harina de maíz.

Nyglan Jau, lleva un restaurante aquí, dice que "uno de los legados más importantes que nos dejó la cultura Maya, a través de su Dios Yum Kax, que era el Dios del maíz, desde este tiempo por acá el maíz ha formado tal vez la base más importante del alimento de las familias guatemaltecas".

Este pescado blanco se sirve con salsas picantes y refrescantes zumos locales.

Guatemala es sobre todo su gente y sus tradiciones. Cada mes y cada región celebra la suya propia, como aquí "las flores de Mayo". En Flores las mujeres enhilan, durante el mes de mayo, flores para decorar los altares de iglesias y hermitas.

"Esta tradición tiene más de cien años y se realiza en cada casa de familia, se invitan a las amistades, a los familiares para venir a enhilar las flores. Este se llama flor de Mayo", explica Mirtala Zatina, "enhiladera"

Desde la punta oriental del lago Petén Itzá, la pequeña aldea de El Remate, pone el broche final a este periplo

Más de focus