Última hora

Última hora

Todo el mundo quiere reformar Dublín III, pero nadie se pone de acuerdo en cómo

Leyendo ahora:

Todo el mundo quiere reformar Dublín III, pero nadie se pone de acuerdo en cómo

Todo el mundo quiere reformar Dublín III, pero nadie se pone de acuerdo en cómo
Tamaño de texto Aa Aa

El analista político Stefan DeVries ha explicado en euronews como funciona el marco de Dublín III. Asegura que los problemas empiezan cuando un refugiado viaja dentro de la UE.

Una vez llega a Europa, tiene que pedir asilo en el país en el que llega, así que no puede elegir otro país de destino. Tiene que permancer allí hasta que su solicitud haya sido tratada.

"Por supuesto en Europa es muy fácil viajar, ya que en teoría ya no hay controles fronterizos, así que mucha gente llega del sur de Europa, Italia y Grecia, y después van al norte y se queda allí. Ese país que es destino secundario, digamos Países Bajos, Alemania, Escandinavia... de hecho tienen que devolverlos a Grecia. Y ahí el problema se crea porque por supuesto Italia y Grecia son los países adonde llegan más refugiados, así que están demasiado cargados por el sistema", explica de DeVries.

"Todo el mundo está de acuerdo en que no funciona. Que hace falta reformarlo totalmente, pero la pregunta es cómo, porque hay tantas opiniones sobre esta crisis que es muy difícil encontrar un acuerdo, y no veo que se pueda alcanzar en la Cumbre Europea", añade.

Una Cumbre Europea que tendrá lugar 28 y 29 de junio. De Vries opina que la UE ha estado embarullada en la regulación del procedimiento de asilo en el continente por casi dos décadas, pero ahora existe una paradoja.

"La Oficina de Asilo Europeo en Malta publicó sus nuevas estadísticas sobre el número de migrantes que llegan... de hecho su número ha descendido un 44% desde el año pasado así que hablamos mucho de ello pero en realidad el número de refugiados ha caído mucho", concluye DeVries.