Última hora

Última hora

Rcero, Liubliana: un cuento de reciclaje

Leyendo ahora:

Rcero, Liubliana: un cuento de reciclaje

 Rcero, Liubliana: un cuento de reciclaje
Tamaño de texto Aa Aa

La planta eslovena de reciclaje de basura es una de las mayores y más éficientes del mundo. El 98 por ciento de los residuos que llegan hasta ella son reciclados en objetos, compost o en energía.

Un proyecto respaldado por los fondos de cohesión europeos. Son cientos de miles de personas las que se benefician ya de este proyecto.

Rcero, el centro de tratamiento de residuos de la capital eslovena, es el más moderno y uno de los mayores de Europa. Los desechos de 58 ciudades acaban en esta planta.

Un centro de reciclaje donde se tratan 170.000 toneladas de residuos cada año, ya sean biodegradables o no. La financiación de esta planta ha recibido un importante respaldo de la Política de Cohersión de la UE, que ha aportado cerca de la mitad de lo presupuestado.

El 98% se recicla en objetos, compost o combustible.

Edita Sabic trabaja en la planta cuatro veces al mes como guía. Muestra el centro a estudiantes y visitantes de otros países de la Unión Europea pero también de Oriente Medio Oriente y el norte de África.

En tan solo dos años, el centro de residuos ha cambiado la forma en que los eslovenos reciclan su basura.

"Al principio -explica Sabic- la gente pensaba: ¿por qué deberíamos separar la basura? No es nuestro trabajo. No nos pagan por eso, ya pagamos por los servicios ... Pero luego, hará cosa de un año o dos, la gente lo aceptó y ahora es como una segunda naturaleza y cuando salen y ven que la gente no separa la basura, lo encuentran muy raro ".

El centro de reciclaje ofrece compost gratuito para el mantenimiento de los espacios verdes de la ciudad. Por ejemplo en Tivoli Park, cinco kilómetros cuadrados en el centro de la capital eslovena, utilizan entre 80 y 100 metros cúbicos de compost al año.

Smart Regions | Recycling

La responsable de parques y jardines de Liubliana, Tanja Karner explica:"Tengo la sensación de que el ciclo está completado, e incluso si producimos desechos, encontramos la forma de reutilizarlos, como aquí con el compost, y reducimos el costo de mantenimiento de las plantas".

Ochocientas mil personas, casi la mitad de la población de Eslovenia, se benefician de este centro, todo un modelo para Europa.