Última hora

Última hora

Reacciones de condena ante la ley húngara que criminaliza la ayuda a los inmigrantes

Leyendo ahora:

Reacciones de condena ante la ley húngara que criminaliza la ayuda a los inmigrantes

Reacciones de condena ante la ley húngara que criminaliza la ayuda a los inmigrantes
Tamaño de texto Aa Aa

La aprobación en Hungría de la ley que convierte en delito el hecho de ayudar a los inmigrantes irregulares ha provocado en el Parlamento Europeo reacciones de rechazo y condena.

Eurodiputados como la holandesa Sophie in't Veld, miembro de la Comisión de libertades civiles, cuestionan su conformidad con las leyes europeas, además de con los valores cristianos que dice defender el primer ministro húngaro Viktor Orban.

"¿No es un deber cristiano ayudar a los otros?"

"Hay que comprobar si esto está en conformidad con las normas europeas, en particular, sobre derechos fundamentales -dice la eurodiputada liberal Sophie in 't Veld-. Pero también me gustaría entender al señor Orban, que siempre se está refiriendo a los valores cristianos. ¿No está en la Biblia acaso la historia de los samaritanos caritativos? ¿No es un deber cristiano ayudar a la gente? ¿Cómo eso puede ser un crimen para un cristiano?"

La ley húngara espanta a Amnistía Internacional, que también se pregunta si no viola la legislación europea. En cualquier caso, para la ONG esta ley no responde a ningún problema real.

"Están buscando un chivo expiatorio y estigmatizando a los que ayudan"

"Existen factores socio-económicos complejos que afectan a los ciudadanos de toda Europa, pero lo que están haciendo es buscar un chivo expiatorio para un problema inexistente en Hungría -afirma Iverna McGowan, de Amnistía Internacional-. Esto solo es una campaña de propaganda, que tiene como objetivo estigmatizar a las personas que defienden los derechos, que defienden la justicia, que defienden lo que consideran correcto".

"Están estigmatizando a los que ayudan", dice Iverna McGowan

La Comisión Europea aún no ha reaccionado, en un momento en el que las tensiones por la cuestión migratoria marcan la agenda de los socios comunitarios.