Última hora

Última hora

"Hay una desilusión tan fuerte que se puede tocar con las manos"

Leyendo ahora:

"Hay una desilusión tan fuerte que se puede tocar con las manos"

"Hay una desilusión tan fuerte que se puede tocar con las manos"
Tamaño de texto Aa Aa

La periodista y escritora turca, Ece Temelkuran, habla con Euronews tras la victoria de Recep Tayyip Erdogan en los comicios del domingo.

Catherine Hardy: "81 millones de turcos votaron en las elecciones parlamentarias y presidenciales. Los medios públicos dicen que con el 53% del 99% de los votos escrutados, el presidente en funciones Recep Tayyip Erdogan y su partido AK han obtenido una contundente y decisiva victoria.

Ece Temelkuran es escritora y conocida también por ser una de las columnistas políticas más leídas en Turquía. ¿Qué mensaje envía Turquía a la UE y al mundo con este resultado electoral?".

Ece Temelkuran: "Creo que están mandando un mensaje de que van a defender la democracia, que están ansiosos por seguir siendo un país orientado a occidente y que su intención es la de ser una sociedad plural, y eso tendría que ser tomado en serio por la Unión Europea.

Como recordarán, Erdogan ha recibido el apoyo de los países occidentales, especialmente durante su primer mandato que empezó en 2002. Creo que mucha gente en Turquía estaría de acuerdo conmigo con la idea de que ahora la oposición debería, al menos moralmente, tener el apoyo de la Unión Europea y de los poderes democráticos de los países europeos.

De lo que nos hemos estado quejando y lo que nos ha frustrado es la imprevisibilidad de todo, no solo de la política internacional, sino también de la política interna. No es una sorpresa, por supuesto, cuando el destino de un país está en manos de un hombre, y este hombre, el presidente Ergogan, no es conocido por su 'piel gruesa', es un hombre con temperamento y que actúa según sus propias ideas por lo que es bastante impredecible, pero es interesante recordar que la promesa electoral de Erdogan fue "más justicia, más libertad".

La oposición creó un entusiasmo increíble entre aquellos que estaban en contra de un régimen de un solo hombre. No hay precedentes de que todas las facciones del espectro político se unieran en contra de Erdogan, del presidente. No fue de forma personal contra él, sino contra el régimen que ha construido en los últimos 15, 16 años. Eso fue, creo, lo que hizo que la gente crítica en Turquía creyera en estas elecciones. Sin embargo, hay un ambiente de desesperanza y de desilusión tan fuerte que se puede tocar con las manos.

Creo que llevará tiempo para que la gente se recupere de esa decepción, de esa frustración para volver a su oposición, a las acciones políticas y al trabajo".