Última hora

Última hora

Argelia abandona en el desierto a cerca de 13.000 migrantes desde 2017

Leyendo ahora:

Argelia abandona en el desierto a cerca de 13.000 migrantes desde 2017

Argelia abandona en el desierto a cerca de 13.000 migrantes desde 2017
Tamaño de texto Aa Aa

Cerca de 13.000 migrantes africanos han sido abandonados por Argelia desde 2017 en la frontera con Níger, en el Desierto del Sahara según informa la Organización Internacional Para la Inmigración. Associated Press ha recogido algunos de los momentos en que estas personas son abandonadas a su suerte. Los videos recabados, grabados muchas veces por los migrantes abandonados, recogen la realidad de estas personas que, muchas veces tienen que caminar cerca de 15 kilómetros a riesgo de perderse entre las dunas. Janet Kamara es de Liberia, en su camino hacía el desierto perdió a su bebé: “Sufrí un aborto en la carretera, también otra joven de Camerún perdió a su niño. Nuestros bebes fueron asesinados. Hombres y mujeres yacían muertos, incluso menores, porque no había agua, ni comida. Otras personas estaban heridas, y otras desaparecieron en el desierto porque no conocían el camino”.

Solo algunos afortunados son capaces de recorrer los kilómetros de tierra desde el Punto Cero en Argelia hasta la ciudad de Assamaka, en Níger. Aquellos que no pueden orientarse, terminan vagando por el desierto hasta que un grupo de rescate de Naciones Unidas consigue llegar hasta ellos. Gran cantidad de estas personas mueren en el camino.

Aliou Kande, senegalés de 18 años, cuenta el calvario por el que paso tras bajar del transporte que les llevaba al llamado “punto cero”: "Nos dejaron en medio del desierto, nos dejaron allí y caminamos desde las ocho de la mañana hasta las siete de la tarde a través del desierto. Éramos cerca de 1000 personas caminando por el desierto"

El liberiano Ju Dennis filmaba con su móvil parte de las imágenes recabadas, en ellas sus compañeros de viaje tratan de protegerse del sol hacinados en camiones: "Decidí correr este riesgo sabiendo que era muy muy peligroso, si me cogían, me habría enfrentado a veinte años de prisión en Nigeria. Grabé parte de esos vídeos e hice fotos para mostrar a la comunidad internacional lo que hacen las autoridades argelinas. Para dejar que el mundo pueda ver lo que está pasando aquí".

Mientras tanto, la Organización Internacional para la Inmigración trata de ayudar a tantas personas como puede. Dan Ballan Mahamn Sani, es el jefe de la base de datos de la entidad para Níger: "Los dejan aquí en la frontera porque Argelia los ha expulsado. Por eso los dejan en el punto cero, a unos 15 kilómetros de Assamaka".

Desde octubre de 2017, estas expulsiones masivas aumentaron. Entonces la Unión Europea presionaba a los países del norte de África para que se ocuparan de los inmigrantes que se dirigían al norte de Europa a través del mediterráneo o por Ceuta y Melilla.