Última hora

Última hora

La crisis migratoria pone a prueba a la UE

Leyendo ahora:

La crisis migratoria pone a prueba a la UE

La crisis migratoria pone a prueba a la UE
Tamaño de texto Aa Aa

La crisis migratoria entre de lleno en Bruselas. Es el tema principal de la cumbre que reúne a jefes de Estados y Gobierno de los 28 en la capital belga este jueves y viernes. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, llega con la propuesta de crear un instrumento comunitario de cara al próximo presupuesto y establecer centros para los refugiados en terceros países. La canciller alemana considera que son necesarios acuerdos con esos Estados.

"Por supuesto, también hablaremos de las cuestiones de Frontex, la gestión de las fronteras y los temas de la migración secundaria, es decir que, por un lado, los Estados que tienen que tratar con muchos refugiados naturalmente deben recibir protección y apoyo, pero por otro lado los refugiados y migrantes no pueden elegir en qué país solicitan asilo"

La postura de Berlín, pero también de París o Madrid choca con la de socios como Italia, cuyo primer ministro Giuseppe Conte ha vuelto a mostrar las dificultades para alcanzar una postura común: "Italia no necesita más signos verbales de garantía, sino acciones concretas. Este es el momento justo y desde este punto de vista, el encuentro será un punto de inflexión en lo que nos concierne a nosotros. Y yo personalmente, estoy preparado para extraer todas las debidas consecuencias."

Mucho más duro ha sido el ultranacionalista húngaro Viktor Orbán en las declaraciones previas a la cumbre y ha calificado la situación actual de "invasión" y ha asegurado que hay que hacer un movimiento "en dirección a la reconstrucción de la democracia europea". El primer ministro pide que Europa haga "lo que le pide la gente. Y creo que la gente pide dos cosas: en primer lugar que no haya más inmigrantes, que los paremos. Y en segundo, el regreso a sus países de los que ya estén.

Otras de las propuestas que se barajan es la donación de fondos a los países de origen y tránsito de la inmigración. Aunque este será el tema central de la cumbre, también se abordaran otras cuestiones. Entre ellas, la situación tras los aranceles impuestos por Estados Unidos o el Brexit, que se tratará el viernes sin la presencia del Reino Unido.