Última hora

Última hora

"Que la quiero mucho, que me perdone", el lamento de una madre separada de su hija

Leyendo ahora:

"Que la quiero mucho, que me perdone", el lamento de una madre separada de su hija

"Que la quiero mucho, que me perdone", el lamento de una madre separada de su hija
Tamaño de texto Aa Aa

"Que la quiero mucho, que me perdone" dice Buenaventura mientras muestra la foto de su hija en el teléfono móvil.

Esta joven madre guatemalteca nunca pensó que su intento de entrar en Estados Unidos fuera a acabar así, con su niña Janet encerrada en un centro y lejos de ella por primera vez.

"Es la primera vez que estoy separada de mi hija y mi hija apenas tiene 7 años", se lamenta.

Buenaventura fue capturada en mayo por una patrulla fronteriza cuando trataba de entrar en Estados Unidos con su bebé huyendo de Guatemala, donde su familia había sido amenazada. Durante una semana, durmió sobre un suelo de cemento en un centro hasta que la dejaron en libertad, con una pulsera en el tobillo para controlar sus movimientos.

Su marido y su hija fueron atrapados dos semanas después, cuando también trataban de cruzar la frontera. El padre fue condenado por entrada ilegal en Estados Unidos y está a la espera de ser deportado. La niña fue separada de él y llevada a un centro en Michigan. A su mamá se le rompe en corazón cada vez que habla con ella por teléfono, con una mezcla de sentimientos entre el dolor y la culpabilidad.

"Me siento muy triste cada vez que ella llama y llora, y yo lo que le digo es que mejor no hubiera venido aquí porque ella está sufriendo bastante".

Un juez federal ha dado 30 días para que los niños separados se reúnan con sus padres. Buenaventura cuenta los segundos que faltan para ver a su niña.

"Quiero que ella sepa que la quiero mucho, que la adoro", dice mirando fijamente a la cámara.