Última hora

Última hora

México: nuevas elecciones, misma violencia

Leyendo ahora:

México: nuevas elecciones, misma violencia

México: nuevas elecciones, misma violencia
Tamaño de texto Aa Aa

Las paradisíacas playas de Cancún son uno de los principales reclamos turísticos de todo México. Más de seis millones de personas viajan cada año hasta aquí para disfrutar de la belleza de de su arena y de sus suaves olas.

Pero lamentablemente la ola más famosa que hoy por hoy baña Cancún es la de la violencia. Los datos son estremecedores: en lo que llevamos de año los asesinatos han igualado en número a los de todo 2017: 226 muertos.

José Luis, ciudadano de Cancún, recibió dos disparos cuando intentaba ayudar a un vecino. Vivir en Cancún es hoy por hoy cualquier cosa menos placentero:

"Hay que evitar salir muy tarde, tratar de no salir en moto y estar muy atento", nos cuenta José Luis desde la cama del hospital. "Y si vas con tu mujer o tus hijos directamente no debes salir. Hay mucha gente mala aquí en Cancún".

La violencia ha sido la gran protagonista del proceso electoral que arrancó en septiembre de 2017. Desde entonces han sido asesinados más de 100 políticos. Tanto el izquierdista López Obrador, favorito, como el conservador Ricardo Anaya y el candidato del PRI Jose Antonio Meade han centrado sus promesas en la erradicación de esta gran lacra para el país.

El sector del periodismo es uno de los más amenazados en México. Pedro Canché ha recibido amenazas de muerte en múltiples ocasiones. En su opinión, la regeneración del país no es posible si no se erradica antes la corrupción política.

"La mafia ya se ha adueñado de muchos candidatos, llámense Morena, PRI... están minando las candidaturas por toda la república ya que tienen mucho dinero para financiar las campañas", nos revela Canché.

Gane quién gane este domingo, y como recuerda desde Cancún nuestro corresponsal Héctor Estepa, "el pueblo mexicano tiene claro que el futuro del país pasa por el fin de los cárteles y su violencia endémica, si bien la mayoría piensa que nada va a cambiar". Nuevo presidente, misma violencia.