Última hora

Última hora

Un robot submarino explorará minas inundadas

Leyendo ahora:

Un robot submarino explorará minas inundadas

Un robot submarino explorará minas inundadas
Tamaño de texto Aa Aa

Un lago de tarjeta postal puede esconder una mina inundada. Hay muchas así en Europa. Algunas aún pueden tener valor industrial, pero ¿cuáles? Un robot submarino esférico pronto podrá responde esa pregunta.

En los años sesenta, una mina de pegmatita, en Kaatiala, en el centro de Finlandia, se cerró e inundó. Hoy en día, es una atracción para los buzos lo suficientemente decididos como para explorar sus cavernas. También es un sitio de prueba para este peculiar prototipo desarrollado en un proyecto de investigación europeo UNEXMIN.

Para el ingeniero mecatrónico Jussi Aaltonen, de la Universidad Tecnológica de Tampere el objetivo es "explorar las minas inundadas porque rara vez se abandonan porque se agoten los minerales sino por razones económicas. Por lo tanto, aún puede haber algunos minerales de valor, o incluso sería posible que hubiera algunos minerales nuevos que podemos encontrar".

Este es el resultado del esfuerzo de un equipo internacional: el robot tiene la forma compacta de una esfera metálica llena de electrónica de alta tecnología. Sesenta centímetros de diámetro, está construido para resistir la presión hasta los 500 metros de profundidad.

El coordinador del proyecto Unexmin, Norbert Zajzon, profesor asociado del Instituto de Meneralogía-Geología de la Universidad de Miskolc asegura que el robot "Puede pasar mucho más tiempo bajo el agua que un buzo. Tiene autonomía durante cinco horas, incluso a mayores profundidades que a las que pueden bajar los buzos, porque no necesita sistemas de soporte de vida humana, solo electricidad".

Este estudio de campo mostrará cómo funciona el robot en un entorno natural. El objetivo a corto plazo es hacer que sea completamente autónomo: capaz de entrar en una mina, levantar un plano y volver por sí mismo. Esto requerirá algunas pruebas adicionales y puesta a punto, pero los investigadores esperan conseguir una autonomía total en los próximos meses.

Los sonares, los radares láser, las cámaras y otros sensores ayudan al robot a cumplir su función en el entorno que lo rodea. Estos instrumentos funcionan con baterías que se mueven dentro de la esfera, desplazando el centro de gravedad según sea necesario.

El investigador en Robótica Alfredo Martins explicó a Euronews: "En el interior tenemos un ordenador de alto rendimiento, con dimensiones que resultaban imposibles de obtener hace unos pocos años. Hemos desarrollado estos láseres y otros sistemas, lo que nos permitió cumplir con los criterios clave, incluida la miniaturización".

El centro tecnológico situado en la ciudad portuguesa de Oporto tiene una instalación para hacer pruebas. Pudimos bucear con el robot para ver cómo se mueve y utiliza sus instrumentos bajo el agua. Los científicos usan una piscina de cinco metros de profundidad para calcular las funciones del vehículo bajo el agua en condiciones controladas.

Un explorador robotizado puede ser de gran valor para la industria minera y los servicios de emergencia. Sus desarrolladores planean comercializar el robot y ya están recibiendo llamadas.

Zajzon está ya con uno de los encargos:"Actualmente hay un problema ambiental en una una mina de sal ucraniana, y quieren que nosotros, tan pronto como terminemos el proyecto, vayamos allí y descubramos qué está pasando en sus minas de sal que se colapsan, donde es demasiado peligroso enviar buzos humanos".

Más de futuris