Última hora

Última hora

Alemania reinicia las deportaciones de inmigrantes

Leyendo ahora:

Alemania reinicia las deportaciones de inmigrantes

Alemania reinicia las deportaciones de inmigrantes
Tamaño de texto Aa Aa

El reciente endurecimiento de las políticas migratorias llevado a cabo en Alemania comienza a cobrarse sus primeras víctimas. 69 inmigrantes afganos fueron enviados de vuelta a su país desde el aeropuerto de Múnich. Su solicitud de asilo había sido rechazada y no pueden quedarse en Alemania.

Varios activista mostraron su repulsa a este nuevo giro del gobierno de Merkel, que llega tras un tira y afloja entre la canciller y su ministro de Interior en el que han salido perdiendo miles de inmigrantes cuyo gran sueño no era otro que Alemania.

"La situación en Afganistán es realmente mala", opina una ciudadana en el aeropuerto. "Lo estamos viendo casi a diario: Ataques, atentados suicidas, bombas... Cada día muere gente ahí".

Entre los manifestantes del aeropuerto nos encontramos con Amiri Sahadat. Amiri lleva dos años estudiando alemán y ahora su solicitud de asilo queda definitivamente rechazada. Todavía está pendiente su recurso ante el tribunal de apelación, pero teme que no prospere y acabe deportado. Amiri se estremece solo de pensar en los talibanes:

"Los talibanes me pidieron varias veces que me uniera a ellos, que trabajara para ellos. Pero yo me negué, porque matan gente cada semana, todos los días. No quiero unirme a la yihad, es algo realmente malo", nos dice Amiri.

Stephan Duennwaldei, presidente del Consejo de Refugiados de Baviera, una ONG de apoyo a los inmigrantes, es una de las muchas personas tremendamente decepcionadas con las recientes decisiones del CSU, partido al frente del gobierno regional de Baviera:

"Baviera está intentando hacer exactamente lo mismo que lo que hace Viktor Orban en Hungría, y pretende implementar esas políticas en Alemania", nos cuenta Stephan. "Baviera siempre ha mostrado una línea dura y en las próximas elecciones regionales esa línea se va a endurecer aún más. Es una agresión contra los miembros más débiles de nuestra sociedad, es una agresión contra los refugiados".

El gobierno de Baviera ha insistido en que estas deportaciones son estrictamente necesarias y que continuarán. El sueño europeo termina para miles de personas.