Última hora

Última hora

El impulso "Royal" a la moda infantil española

Leyendo ahora:

El impulso "Royal" a la moda infantil española

El impulso "Royal" a la moda infantil española
Tamaño de texto Aa Aa

La familia real británica se ha convertido en la principal embajadora de la moda infantil española.

Quizás haya tenido que ver su niñera, la española María Teresa Turrión. Los jóvenes príncipes aparecen con cuidados diseños en la mayoría de sus apariciones públicas.

El nuevo miembro de la familia, el príncipe Luis, llevaba al salir del hospital una capota de punto de la firma Irulea.

Susana Villar es copropietaria de Irulea: "Está claro que esto nos ha dado a conocer mucho más, está claro. Por medio de internet, por toda la información, hemos hecho capotas, se ha mandado muchísimo. Yo creo que a todo el mundo, a Australia, Sudamérica, a todos lados".

Es la misma capota que también llevó al nacer su hermana, la princesa Carlota. Cada prenda usada por los pequeños británicos es un éxito absoluto.

"Tenemos un mercado muy sólido en Inglaterra. De hecho es nuestro segundo mercado después de España y Estados Unidos es el cuarto. Al público anglosajón le gusta mucho su familia real y es muy sensible a la ropa que llevan, a su estilo de vida, etc. Con lo cual a nosotros nos ha ayudado mucho, no a vender un vestido concreto, sino a darnos a conocer como marca", afirmaba Margarita Echevarría, propietaria de myh.

El sector español de la moda infantil genera más de 1.200 millones de euros anuales en venta. Un 51% son exportaciones.

Eduardo Zamacola, es director de Neck & Neck y presidente de Acotex: "Lo que eso te da a entender también es que la moda española, aparte de calidad y de diseño, también tiene buen precio. Porque es verdad que somos una industria tremendamente efectiva en la relación calidad-precio".