Última hora

Última hora

El peor recuerdo de San Fermín

Leyendo ahora:

El peor recuerdo de San Fermín

El peor recuerdo de San Fermín
Tamaño de texto Aa Aa

Sinónimo de celebración para muchos, también hay para quien el chupinazo de los San Fermín supone una vuelta a sus peores pesadillas. Es el caso de Asunción Casanova. Su hija fue brutalmente asesinada durante la festividad navarra hace diez años. "Nagore tenía roto el cráneo y la mandíbula y 36 golpes más", recuerda. El asesino, un psiquiatra que podrá volver a ejercer en 2020, salió en libertad en marzo de este año.

El de Nagore Lafagge, que se negó a mantener relaciones sexuales con su verdugo cuando solo contaba con 20 años, no es el único caso de violencia sexual en San Fermín. Para Asunción, lo ocurrido con La Manada, los cinco hombres condenados por agresión sexual y no por violación que están en libertad a la espera de sentencia definitiva, confirma la desprotección de las víctimas aunque para ella, las consecuencias de este suceso han resultado trascendentales: "Cuando salió lo de La Manada, yo me llevé un gran disgusto, una gran decepción con la Justicia. Olé por esta chica. A mi me parece que ha hecho un gran favor a todas las mujeres porque a partir de ella va a haber niñas que se atrevan a denunciar".

En 2017 hubo catorce denuncias por tocamientos y agresiones sexuales en la festividad, dos menos que el año anterior. Según en estudio solicitado por el ayuntamiento de Navarra, el 94,7% de estos casos acaba siendo esclarecido.