La disminución de oxígeno, nuevo problema para el rescate en la cueva tailandesa

La disminución de oxígeno, nuevo problema para el rescate en la cueva tailandesa

Continúa la lucha contra los elementos para tratar de salvar a los 12 niños atrapados en el interior de una cueva inundada en Chiang Rai, Tailandia.

Continúa la lucha contra los elementos para tratar de salvar a los 12 niños atrapados en el interior de una cueva inundada en Chiang Rai, Tailandia.

El nuevo problema es ahora la disminución de oxígeno tras dos semanas atrapados en la cueva. El nivel de agua no baja y los equipos de rescate luchan sin descanso a través de las galerías para llevar suministros a los jóvenes.

Junto a los equipos de rescate tailandeses trabajan también efectivos enviados desde otros países como China, Estados Unidos o el Reino Unido.

Los ingenieros han colocado tuberías de drenaje para intentar achicar el mayor agua posible del interior de la cueva. Conseguir que baje el nivel de agua es vital para que el rescate final sea un éxito.

Los buceadores tardan más de 10 horas en llegar hasta los niños. Para ello, deben caminar primero y bucear después cargados de pesadas bombonas de oxígeno. Uno de estos hombres murió el pasado jueves, lo que deja bien a las claras la dificultad del rescate.