Última hora

Última hora

Francia engañada con millones de botellas de vino español

Leyendo ahora:

Francia engañada con millones de botellas de vino español

Francia engañada con millones de botellas de vino español
© Copyright :
REUTERS/Yves Herman
Tamaño de texto Aa Aa

Los amantes del vino rosado francés deben estar alerta. Una investigación publicada por el diario Le Parisien revela que, desde hace años, comercios franceses han estado vendiendo vino rosado español como si fuera francés. Como por arte de birlibirloque, millones de litros de vino rosado español han cambiado de etiqueta y de nacionalidad.

Alexandre Chevallier, responsable la Dirección de la competencia, el consumo y la represión de fraudes (DGCCRF) de Francia, cuenta que el país recibió una alerta en 2015, por lo que lanzó una investigación que duró dos años.

Los resultados han revelado datos asombrosos. El fraude del vino afectaría "a más de 70.000 hectolitros", es decir, el equivalente a 10 millones de botellas de rosado. Los poco duchos en enología, viendo botellas con la mención “Producido en Francia” o “Embotellado en Francia”, se habrían dejado engañar completamente.

La investigación se realizó en todos los niveles de la industria: importadores, distribuidores, restaurantes, etiquetadoras… Más de 2400 establecimientos han sido controlados (cafés, hoteles y restaurantes) y en casi uno de cada tres el rosado que se vendía como francés era, en realidad, español.

El famoso ‘rosé’ es uno de los vinos más baratos en Francia. Sin embargo, los importadores fraudulentos encontraron una excelente manera de ganar más dinero, ya que el vino rosado español es incluso más barato. En 2016, el rosado español se vendió a 0.34 euros por litro, mientras que el precio del rosado francés era de 0.75 euros, según cifras ofrecidas por Le Parisien.

Se registró que uno de cada cinco establecimientos (22%) visitados en 2016 presentaba anomalías más o menos graves, yendo desde un etiquetado engañoso hasta la falsificación total de la botella.

Entre otras medidas, Francia ha iniciado procedimientos penales por fraude. Las investigaciones siguen en curso y los involucrados podrían enfrentar una pena de prisión de hasta dos años y al menos 300.000 euros de multa.