Última hora

Última hora

Falstaff, la ópera cómica de Verdi, en Londres

Leyendo ahora:

Falstaff, la ópera cómica de Verdi, en Londres

Falstaff, la ópera cómica de Verdi, en Londres
Tamaño de texto Aa Aa

Shakespeare lo inventó y Verdi lo hizo inmortal: "Falstaff" es una ópera cómica acerca de un vividor z vuelve al escenario del teatro Royal Opera House de Londres de la mano del canadiense Robert Carsen.

Robert Carsen, Director de la obra, comenta:

"Es uno de los grandes personajes míticos. Para mí es un poco como Don Giovanni envejeciendo. Representa todo lo que tiene que ver con las alegrías de la vida. La frase "Carpe diem" está escrita para él, disfruta el momento.

Bryn Terfel, el bajo-barítono, asegura:

"Es una maravilla representar a este personaje en el escenario."

Para el bajo-barítono Bryn Terfel (pronunciación: Brinn Tervell) este es el papel que lo hizo famoso. Falstaff, "el caballero gordo", está en un momento complicado, por eso decide llevar a cabo un plan que implica seducir a dos mujeres. El plan se complica y en lugar de conseguir el dinero de sus maridos, se convierte en el cornudo del pueblo de Windsor. Pero al final él triunfa.

Robert Carsen, el director comenta:

"La música es muy alegre y festiva porque a Falstaff le encanta celebrar los placeres de la vida. Le gusta comer y beber, así que decidimos poner comida y bebida en cada escena. Al final parece que todo el mundo se va a comer a Falstaff."

Bryn Terfel, el bajo-barítono, asegura:

"La barriga, el maquillaje, las pelucas, los bigotes, todo... Es una noche pesada para mí. A veces pierdo 5 kilos, es un horno, tengo la sensación de que estoy en sauna cuando utilizo todo esto en el escenario".

Esta oda a la grandeza y al exceso gastronómico es la última obra maestra de la ópera de Verdi de finales del siglo XIX (1893).

Robert Carsen, comenta:

"Siento que sus óperas siempre son modernistas. Para mí fue más como Rodin modelando la obra y tratando de hacerlo bien cuando hace otra, tratando de darle forma. Es muy tosco en su trabajo, excepto en Falstaff, donde lo refina todo. Es un trabajo excepcional. Quizás lo decidió hacer porque sabía que no sería capaz de escribir otra pieza como esta".

Bryn Terfel, el bajo-barítono de la obra asegura:

"¿Quién más ha terminado una ópera con una fuga? Este es uno de los puntos musicales culminantes de esta pieza. Es increíble pensar que este puede ser el final de una pieza escrita por un hombre tan mayor al que Rossini le dijo:” Nunca escribirás una ópera cómica” y lo hizo.”.

Más de musica