Última hora

Última hora

Miles de personas persiguen al "bebé Trump" por las calles de Londres

Leyendo ahora:

Miles de personas persiguen al "bebé Trump" por las calles de Londres

Miles de personas persiguen al "bebé Trump" por las calles de Londres
Tamaño de texto Aa Aa

Prácticamente al mismo tiempo que el presidente Trump despegaba de Londres para asistir a las citas del día, otro Donald emprendía también el vuelo... Durante varias horas, un globo gigante del "bebé Trump" en pañales y con un móvil en sus manos se alzó frente al Parlamento británico como parte de las protestas por la primera visita oficial al Reino Unido del presidente estadounidense. Sus creadores creen que este tipo de cosas son la única forma de responder al presidente

"Queríamos usar el humor para hacer reír a las personas congregadas y para alentar a los estadounidenses que empiezan a movilizarse contra la política de Trump. Pero también queríamos lanzar un mensaje muy serio: Hay que oponerse a las políticas xenófobas de la derecha en Estados Unidos y también aquí en el Reino Unido", explicaba uno de los creadores del "bebé Trump".

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, ha defendido su decisión de autorizar el vuelo del "bebé Trump", criticado por los conservadores, al afirmar que no es su papel "ejercer de censor". Khan, que ha sufrido en varias ocasiones los ataques de Trump, instó a los manifestantes a permanecer en paz.

"No me corresponde a mí decidir qué es de buen gusto o de mal gusto, pero aquí en Londres hay muchas cosas que debemos celebrar y una de ellas es la libertad de expresión", decía Khan.

La protesta, que estaba llena de familias y personas de todos los orígenes, pasó Downing Street (la calle en la que está la sede del Gobierno británico), algo que, a diferencia de sus predecesores, Donald Trump no podrá hacer. Debido a las protestas, han preferido mantenerle alejado del centro de Londres, y se ha desplazado en helicóptero. Hasta ahora, todas estas protestas se han desarrollado con humor y sin incidentes. Entre los manifestantes había muchos "novatos":

"Es mi primera manifestación de protesta y tengo 45 años. Y pensé que la visita de Donald Trump al Reino Unido era buena ocasión, porque es un hombre aborrecible y lo que representa es todo lo que se combate en esta nación. Me dije que finalmente era el momento de posicionarse", contaba una mujer.

"Trump es una abominación y el hecho de que lo recibamos es atroz y vergonzoso", añadía otra.

"Esta es una manifestación importante, estamos en un momento crítico en Estados Unidos y los estadounidenses están empezando a cansarse. Nos estamos cansando así que me siento alentado de que nuestros amigos británicos estén dispuestos a dar un paso al frente para transmitirnos energía y ayudarnos a hacerle retroceder y a resistir", confesaba una ciudadana estadounidense.