Última hora

Última hora

Delirio colectivo en Francia tras su triunfo en el Mundial

Leyendo ahora:

Delirio colectivo en Francia tras su triunfo en el Mundial

Delirio colectivo en Francia tras su triunfo en el Mundial
Tamaño de texto Aa Aa

Francia festeja el éxito de su selección en Moscú

Veinte años después, el equipo del 'gallo' vuelve a ser campeón del Mundo de fútbol. Los hombres de Didier deschamps se impusieron por 4 goles a 2 a Croacia en el encuentro disputado en el estadio Luzhnikí y lograron la segunda estrella que, a partir de ahora, lucirán en la elástica del equipo nacional.

La generación que marcó una época con Zidane, Barthez, Thuram y compañía ha dado paso a la de Griezmann, Mbappé, Pogba, LLoris... y, por supuesto, Didier Deschamps. En 1998 el de Bayona tuvo el honor de alzar el trofeo de campeón. Hoy, convertido en seleccionador, ha llevado a los 'bleus', a repetir la hazaña.

Los croatas pusieron corazón y ganas. Generosos en el esfuerzo se dejaron la vida sobre el terreno de juego pero sucumbieron ante la enorme pegada del bloque 'tricolor' que certificó su triunfo con goles de Mandzukic en propia meta, Griezmann, Pogba y Mbappé. Perisic y Manzukic, esta vez en la portería contraria, firmaron las 'dianas' del equipo 'ajedrezado'. Fue el epílogo a una Copa del Mundo, la primera disputada en Rusia, que deparó numerosas sorpresas futbolísticas, que asistió a la consagración del joven astro francés, Kylian Mbappé, y que tuvo como protagonista al VAR.

El videoarbritraje concedió un penalti a Francia, por mano de Perisic, que Griezmann transformó en el segundo gol de los 'bleus'. El exfutbolista de la Real Sociedad y ahora 'figura' del Atlético de Madrid fue designado 'mejor jugador' de la final. El centrocampista y capitán croata, Luka Modric, se llevó el Balón de Oro que distingue al mejor futbolista del Mundial.

Aquí lo hemos seguido en directo

Francia se proclama vencedora del Mundial tras ganar a Croacia 4-2 en un partido en el que los croatas estuvieron metidos en el partido hasta el cuarto gol de Mbappé. El talento individual, y la fortuna, inclinaron la balanza a favor de los bleus.