Última hora

Última hora

Mundial 2018: ¿Quiénes son los espontáneos que ingresaron al terreno de juego en la final?

Leyendo ahora:

Mundial 2018: ¿Quiénes son los espontáneos que ingresaron al terreno de juego en la final?

Mundial 2018: ¿Quiénes son los espontáneos que ingresaron al terreno de juego en la final?
@ Copyright :
REUTERS/Carl Recine
Tamaño de texto Aa Aa

Minuto 53 de la final de la Copa del Mundo: Francia va ganando dos goles contra uno y la tensión es creciente, cuando, de repente, cuatro personas ingresan al terreno de juego, disfrazados de policías rusos.

Dos mujeres y dos hombres, más tarde identificados como miembros de un grupo de protesta ruso llamado ‘Pussy Riot’, comienzan a correr unos 50 metros en medio de los jugadores. Rápidamente, las fuerzas de seguridad los detienen. Una de las dos mujeres se cruza con Kilian Mbappé y chocan las manos. Otro, al contrario, es atrapado por el croata Dejan Lovren, molesto por la interrupción.

Poco tiempo después, los espontáneos son detenidos y entregados a la policía.

...

De manera casi inmediata, ‘Pussy Riots’ reivindica esta acción en las redes sociales.

El grupo había publicado un vídeo en Youtube para explicar su protesta, pero fue retirado del sitio web por infringir los derechos de autor con imágenes de la FIFA.

Sin embargo, el movimiento presentó en Twitter sus razones. Buscaban denunciar el abuso a los derechos humanos en el país anfitrión del Mundial:

1. "Liberen a todos los presos políticos

2. No a los encarcelamientos buscando ‘likes’

3. En contra de las detenciones ilegales durante las manifestaciones

4. Permitir la competencia política en el país

5. En contra de inventar cargos criminales y de mantener a gente en prisión sin ninguna razón

6. Por la transformación de los policías terrestres en policías celestiales".

Los cuatro miembros del grupo fueron arrestados y detenidos por la policía durante varias horas, después de ser trasladados a una comisaría cerca del estadio Loujniki, sin poder reunirse con su abogado, según una publicación compartida en su cuenta Twitter.

Según la agencia oficial de noticias rusa Interfax, los manifestantes podrían ser enjuiciados por incumplimiento de normas durante la celebración de eventos deportivos y por llevar un uniforme de policial de manera ilegal.

En este caso, la justicia impone una multa de hasta 10.000 rublos (138 €) y 160 horas de servicio a la comunidad, además de la prohibición de asistir a cualquier evento deportivo durante tres años. Vestir un uniforme de policía sin la autorización puede provocar una multa de entre 1.000 y 1.500 rublos (13 - 20 €).

El partido fue interrumpido durante unos 30 segundos. El incidente tuvo lugar delante del presidente ruso Vladimir Putin, del presidente francés Emmanuel Macron y de la presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarovic.