Última hora

Última hora

Los cascos blancos en Siria ¿rescatistas neutrales?

Leyendo ahora:

Los cascos blancos en Siria ¿rescatistas neutrales?

Los cascos blancos en Siria ¿rescatistas neutrales?
Tamaño de texto Aa Aa

Israel ha organizado la evacuación de Siria, con ayuda de potencias occidentales, de cientos de cascos blancos y sus familias. En principio iban a ser 800 las personas trasladadas, pero según las autoridades de Jordania, su país de destino en un primer momento, solo han llegado 422.

El ejército israelí cuenta la misión

La operación, ejecutada en el mayor de los secretos, tiene lugar cuando las fuerzas del presidente Bachar al Assad, apoyadas por Rusia, están a punto de recuperar el control de Deraa y Al Quneitra, últimas posiciones rebeldes en el sur del país.

Los cascos blancos se habían quedado atrapados en el sudoeste, cerca de los Altos del Golán, territorio sirio que se anexionó Israel tras las guerras de los Seis Días (1967) y del Yom Kipur (1973).

El diariro Haaretz habla sobre la implicación de Israel en Siria más allá de la cuestión humanitaria

Benjamin Netanzahu, primer ministro de Israel:

Hace unos días, el presidente Trump y el primer ministro canadiense Trudeau, entre otros, nos pidieron que ayudáramos a sacar de Siria a cientos de cascos blancos. La vida de esa gente, que ha ayudado a salvar vidas, está ahora en peligro. Por lo que autoricé su traslado a otros países a través de Israel como gesto humanitario":

Este cuerpo ha sido aclamado por Occidente por sus labores de rescate en zonas rebeldes. Insisten en su neutralidad, pero el régimen sirio aseguran que están al servicio de occidente.

Jaled Abud, abogado sirio:

"Los llamados cascos blancos, herramientas sobre el terreno utilizadas por la parte agresora, se están retirando. Pero no pueden dejarlos en el campo de batalla porque se probarían muchas cosas contra ellos. Por eso están intentando sacarlos de allí".

Estarán autorizados a pasar un máximo de tres meses en Jordania. Luego serán acogidos como refugiados por Canadá, el Reino Unido y Alemania, impulsores de la operación. Berlín ha anunciado que recibirá a ocho cascos blancos y sus familias, en total unas cincuenta personas.