Última hora

Última hora

Colocar el teléfono móvil en la oreja derecha puede dañar la memoria de los jóvenes

Leyendo ahora:

Colocar el teléfono móvil en la oreja derecha puede dañar la memoria de los jóvenes

Colocar el teléfono móvil en la oreja derecha puede dañar la memoria de los jóvenes
Tamaño de texto Aa Aa

Colocar el teléfono móvil en la oreja derecha al hacer llamadas puede disminuir la capacidad de memoria de los jóvenes de acuerdo con el reciente estudio del Instituto Suizo de Salud Pública y Tropical (Swiss Tropical and Public Health Institute, TPH) publicado en la revista Environmental Health Perspectives.

Los científicos han realizado dos series de exámenes a cerca de 700 jóvenes de 12 a 17 años, con un año de diferencia, para medir la evolución de su memoria.

"Hubo una prueba de memoria verbal, que moviliza el lado izquierdo del cerebro. Hubo otra prueba de memoria figurativa que utilizó el lado derecho y también una prueba de concentración para la parte frontal de la cabeza", explica a Euronews el profesor Martin Röösli, director de la investigación.

"Encontramos que la memoria figurativa era la más afectada, y lo más interesante, que era la más afectada en los adolescentes que colocaban el teléfono en el lado derecho de la cabeza”.

Hasta ahora, varios estudios ya se han realizado sin mucho éxito, para tratar de identificar las posibles consecuencias de los campos electromagnéticos, las radiofrecuencias y la radiación telefónica en el cerebro.

"Pero sabíamos por estudios anteriores que las ondas de los teléfonos móviles afectaban el ritmo cerebral. Por ejemplo, si las personas estudiadas usaban el teléfono móvil antes de ir a acostarse, su ritmo cerebral cambiaba. Hicimos la hipótesis de que esto podría afectar su memoria a largo plazo", explica Martin Röösli.

Cuidado con la oreja derecha

Los científicos creen que la memoria es más vulnerable a las ondas cuando el teléfono está pegado a la oreja, particularmente a la oreja derecha. Las zonas cerebrales relacionadas con la memoria figurativa se encuentran en el hemisferio derecho del cerebro.

Los peligros serían más grandes cuando el volumen del teléfono está al máximo y cuando se está buscando cobertura. Los investigadores recomiendan el uso de altavoz o de auriculares durante las llamadas:

"Sigo siendo cauto a la hora de interpretar nuestros resultados, que deben ser confirmados por estudios adicionales. Pero la buena noticia es que la radiación disminuye rápidamente con la distancia: mantener el teléfono móvil a 10 cm de la cabeza lo reduce de 10 a 100 veces. Es fácil reducir la radiación mientras se utiliza el teléfono móvil", añade el profesor Röösli.

"La dificultad en tales estudios es diferenciar los efectos de la radiación de otros aspectos. Si el adolescente se despierta en la noche porque recibe mensajes y no duerme lo suficiente, esto puede tener un impacto en su vida y no tendrá nada que ver con la radiación", afirma el científico.

"Para probar una relación causal, los neurobiólogos tendrían que investigar este problema", dijo al diario suizo Le Temps.

El Swiss TPH recuerda que las consecuencias de las ondas en el cerebro es un tema de estudio relativamente nuevo.