Última hora

Última hora

Vertiginoso primer descenso del K2 en ski

Leyendo ahora:

Vertiginoso primer descenso del K2 en ski

Vertiginoso primer descenso del K2 en ski
Tamaño de texto Aa Aa

El alpinista polaco Andrezj Bargiel ha conseguido un imposible: el descenso integral de los 8.611 metros del K2, el segundo pico más alto de la Tierra tras el Everest. Se trata del cuarto "ochomil" que Bargiel desciende esquiando. Toda una proeza.

Y más cuando pensamos que el K2 es conocido con el sobrenombre de "La montaña asesina" o "La montaña salvaje" por las dificultades que presenta.

Marek Ogień / Red Bull Content Pool
Andrzej Bargiel, eufórico tras el descenso, el 22 de julio de 2018Marek Ogień / Red Bull Content Pool

Bargiel, de 30 años, pasó varias semanas al pie del pico del Himalaya para aclimatarse a la altitud. Inició la ascensión el 19 de julio junto a su equipo. Tras llegar a la cima el día 22, el joven inició el descenso a las 11:30 hora local, llegando al campo base a las 19:30 horas después de sortear innumerables seracs y simas.

El esquiador tuvo que detenerse un largo rato en el campo número 4 para esperar a que mejorara el tiempo, y sobre todo la visibilidad.

Para realizar esta misión casi imposible Bargiel y su equipo estudiaron cuidadosamente el mejor recorrido utilizando drones.

"Hace tres horas he conseguido llegar a la base. Hoy he conseguido descender directamente de la cima del K2 al campo base. Salí de la cima a las 4:00 de la mañana. El tiempo era bastante bueno. Los problemas comenzaron durante el descenso porque la visibilidad era mala. Tuve que esperar en el campo número cuatro a que despejara. Es un descenso muy técnico, pasando por un muro en medio del descenso. Estoy muy contento de haberlo conseguido, porque ya era la segunda vez y estoy muy contento porque ya no necesito volver aquí".

Cuenta en el vídeo.

El esquiador - alpinista intentó la aventura el año pasado pero tuvo que renunciar debido a las condiciones de la nieve y la meteorología.

Bargiel también ha esquiado el Manaslu (8.156 metros) el Broad Peak (8.051) y el Shishapangma (8.013).

Y no solo consiguió este récord histórico. En las semanas de preparación, rescataron a un alpinista que ya se daba por muerto, el escocés Rick Allen, que fue descubierto gracias a los drones.