Última hora

Última hora

El místico 'Parsifal' de Wagner enamora en Munich

Leyendo ahora:

El místico 'Parsifal' de Wagner enamora en Munich

El místico 'Parsifal' de Wagner enamora en Munich
Tamaño de texto Aa Aa

'Parsifal', la última obra de Wagner,es un viaje filosófico y místico. La historia alrededor del Santo Grial inauguró el Festival de Ópera de Munich en la Ópera Estatal de Baviera, elegida compañía del año en 2018. Se trata de una nueva y sombría producción, con el artista alemán Georg Baselitz como responsable de la escenografía y un reparto estelar que cuenta con Nina Stemme, René Pape y Jonas Kaufmann, que encarna al 'héroe puro' Parsifal.

"Parsifal es una pieza fundamentalmente intensa. Para mí es la obra más lograda de Wagner en el sentido de que por primera vez el argumento no gira sólo en torno a la historia, los héroes y las sagas de dioses y amor, sino que aquí trata de la religión, sea cual sea, del deseo, del sufrimiento y de la redención", explica Kaufmann.

El bajo francés René Pappe recuerda que el compositor alemán "también enriqueció su mente con el budismo y otras religiones" por lo que no cree "que se pueda definir como religión cristiana, es algo más universal. Todo ser humano que crea en algo se relaciona con Parsifal".

Para la soprano sueca Nina Stemme, la obra "lleva a mundos diferentes y es enigmática al mismo tiempo". Además considera que Parsifal abarca distintos espacios temporales ya que "está apuntando hacia el futuro desde el punto de vista de Wagner, por así decirlo, y también apunta hacia el pasado histórico."

La obra maestra de Wagner se estrenó en 1882 y cuenta la historia de Parsifal, un hombre destinado a salvar una hermandad de caballeros que custodian las reliquias de los últimos días de Cristo. Su encuentro con la conflictiva y tentadora Kundry tiene un profundo impacto en ambos y Stemme piensa que es debido a que la protagonista femenina entiende quién es o podría ser Parsifal, "así que ella se enamora de él como mujer, no como una seductora". Kaufmann subraya que en Parsifal "surge en él algo extremadamente claro. Prevé su futuro, descubre su misión y siente que puede ser alguien que cambie todo".

El tenor alemán sostiene que se tarda un tiempo en adentrarse en la música de Wagner, "pero cuando todo se aclara y empieza a resonar se convierte en una adicción de la que no se puede escapar. Realmente se olvida el espacio y el tiempo". La próxima representación de 'Parsifal' tendrá lugar el 31 de julio, el mismo día que finaliza el Festival de Ópera de Munich.

Más de musica