Última hora

Última hora

Tensa espera de los resultados electorales en Zimbabue

Leyendo ahora:

Tensa espera de los resultados electorales en Zimbabue

Tensa espera de los resultados electorales en Zimbabue
Tamaño de texto Aa Aa

Zimbabue continúa a la espera de los resultados electorales. Los partidarios del líder de la oposición se han adelantado y proclaman en las calles la victoria de Nelson Chamisa.

El Movimiento por el Cambio Democrático asegura que conoce los resultados de la mayoría de los colegios electorales y le son favorables. El partido denuncia que la comisión electoral está retrasando el anuncio para favorecer a la formación gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue

El presidente, por su parte, dice esperar pacientemente los resultados que, según su equipo, son muy positivos.

Los datos que sí ha proporcionado la comisión electoral son los de las legislativas. Con un 72% de los votos escrutados la formación gobernante mantendría la mayoría absoluta en el Parlamento.

La comisión electoral pide paciencia y niega manipulación.

"No hay manipulación y nos gustaría asegurar al pueblo de zimbabuense que la comisión electoral no robará la elección de su líder, no vamos a sabotear su voluntad", decía Priscilla Chigumba, miembro de la comisión.

Ante el temor de que esa tensión acumulada estalle en las calles se han desplegado efectivos de la policía y camiones con cañones de agua delante de la sede del partido opositor.

En el interior, los miembros del partido afirman que ya es hora del cambio que han esperado durante tanto tiempo.

"Protegeremos esta votación, el pueblo de Zimbabue ha esperado pacientemente durante mucho tiempo y ha resistido la tentación de tomar medidas ilegales e inconstitucionales para lograr el cambio", decía Tendai Biti, miembro del Movimiento por el Cambio Democrático.

Emmerson Mnangagwa, que asumió a la presidencia del país en noviembre pasado tras derrocar a Robert Mugabe, asegura que respetará los resultados electorales.

Sin embargo, después de varias elecciones más que cuestionables durante la era Mugabe, muchos zimbabuenses lo ponen en duda.