Última hora

Última hora

Pocas esperanzas de hallar más supervivientes en Lombok

Leyendo ahora:

Pocas esperanzas de hallar más supervivientes en Lombok

Pocas esperanzas de hallar más supervivientes en Lombok
© Copyright :
Mercy Corps
Tamaño de texto Aa Aa

Tres días después del terremoto en Indonesia, las esperanzas de encontrar supervivientes bajo los escombros van disminuyendo.

El martes, los equipos de rescate consiguieron rescatar con vida a una joven que había quedado atrapada bajo lo que era una tienda de alimentación.

"Intentamos abrir un acceso varias veces, pero había una nevera en medio que nos lo ponía muy difícil. Cuando conseguimos hacer un hueco oímos la voz", decía un miembro de los equipos de rescate.

Otro de los últimos rescates fue el de un hombre en la mezquita Jabal Nur. El seísmo se produjo a la hora del rezo y el templo estaba lleno cuando el edificio se desplomó. Muchos lograron salir, pero aún hay desaparecidos.

Las autoridades indonesias han comunicado que más de 130 personas han muerto por el terremoto y se cree que la cifra aumentará según se vaya excavando en los escombros.

Mercy Corps

Ahora el principal problema es atender a las miles de personas que se han quedado sin hogar. Hay necesidad urgente de agua potable, alimentos y medicinas.

El pueblo de Kanyangan, en el norte de Lombok, fue el más cercano al epicentro del terremoto. Allí murieron 40 personas y casi todas las casas quedaron derruidas.

"No queda nada. No sé qué vamos a hacer, ahora lo que necesitamos es ayuda", dice un hombre cuya casa quedó totalmente destruida". "La ayuda aquí aún no ha llegado. Comemos cualquier cosa que podemos".

Los cortes de electricidad y carreteras hacen difícil llegar a algunas zonas.

En este campamento del norte de la isla han pasado la noche muchos de los desplazados. Los que han perdido sus hogares dependen ahora de la ayuda de familiares y amigos. La principal necesidad ahora es la de agua potable.

Para algunos es difícil aún cerrar los ojos, como cuenta una mujer:

"Aún sentimos las réplicas durante la noche, igual que el lunes. Por eso tenemos que estar alerta".

La ONG Mercy Corps se encuentra en Lombok intentando ayudar a los supervivientes. La principal, como ocurre a menudo en esos casos es el acceso al agua potable. "Algunas carreteras están bloqueadas y es difícil acceder a las comunidades que necesitan asistencia" dice Piva Bell, coordinadora del equipo de respuesta rápida en Indonesia.

Bell y su equipo estaban en la zona cuando se produjo el terremoto de 7 grados de magnitud. "Muchas casas que seguían en pie cuando pasé durante el día se derrumbaron el domingo por la noche. Después del terremoto se cortó la electricidad y los habitantes entraron en pánico. La situación era muy caótica." La coordinadora explica que muchos supervivientes están enfermos porque llevan viviendo en la calle desde el primer temblor, el pasado 29 de julio. "Tienen miedo y están estresados, y les es difícil desplazarse para acceder al agua potable y la comida" comenta Bell.

Mercy Corps es una ONG internacional con 5.000 empleados o voluntarios desplegados en todo el mundo.