Última hora

Última hora

Caravaggio: ¿los descendientes de un artista heredan su creatividad?

Leyendo ahora:

Caravaggio: ¿los descendientes de un artista heredan su creatividad?

Caravaggio: ¿los descendientes de un artista heredan su creatividad?
Tamaño de texto Aa Aa

Como muchos artistas del Renacimiento, Caravaggio no usaba como pintor su nombre real, sino el de la ciudad en la que nació. En realidad se llamaba Michelangelo Merisio

Su ciudad natal, Caravaggio se encuentra en el norte de Italia. En su región muchos ciudadanos tienen ese mismo apellido. Es el caso de Pepi y Alberto. Ambos dicen ser descendientes del pintor. Pero, ¿todos los que tienen el apellido de Caravaggio son realmente descendientes del artista? En 2010, un grupo de científicos italianos decidió intentar dar respuesta a esta pregunta.

Viajaron a la ciudad de Caravaggio con sus huesos. El objetivo: cotejar su ADN con los de aquellas personas que tuvieran como apellido Merisio, y verificar así si eran parientes del artista.

"Cogimos muestras de ADN y las comparamos con la de los huesos para intentar resolver el misterio", señala el investigador Silvano Vicenri.

Alberto tiene tres cosas en común con Caravaggio: la ciudad, el apellido y, al parecer, también el ADN.

"Cuando me llamaron pensé ¿seré realmente descendiente de este gran pintor? Se habían llevado muestras de saliva y extrajeron mi ADN. Luego lo compararon con el de los huesos y dijeron que los Merisio eran familia de Caravaggio, que tenemos un ascendente común", señala el pintor Alberto Merisio.

Pervive su ADN y, al parecer también su creatividad. Entre sus parientes hay un pintor, un historiador y un reputado fotógrafo.

"Empecé con la fotografía en 1955. Algunos críticos señalaron que mi obra tenía similitudes con la de Caravaggio. Ahora me río, pero la comparación no fue tan desacertada. Hay algo de verdad en ello. Ambos comprendimos que la luz es la que marca la diferencia".

Aunque Alberto y Pepi dicen estar orgullosos de ser descendientes de uno de los mayores pintores de la historia ambos quieren ser recordados por su propio trabajo.

Más de Cult