Investigan la muerte del activista bielorruso que ha sido hallado ahorcado en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con AFP
Vitali Shishov era el director de la Casa Bielorrusa en Ucrania, una ONG que ayudaba a las personas que habían huido de la represión en Bielorrusia
Vitali Shishov era el director de la Casa Bielorrusa en Ucrania, una ONG que ayudaba a las personas que habían huido de la represión en Bielorrusia   -   Derechos de autor  Беларускі Дом ва Украіне (БДУ) / Belarusian House in Ukraine

La Casa Bielorrusa en Ucrania, una ONG que ayuda a las personas que han huido de la represión en Bielorrusia, ha acusado a Minsk de una "operación planificada" después de que su director Vitali Shishov fuera encontrado muerto en Kiev este martes.

"No hay duda de que se trata de una operación planificada de las fuerzas de seguridad para liquidar a una persona verdaderamente peligrosa para el régimen bielorruso", señala el grupo en Telegram.

"Vitali estaba bajo vigilancia y la policía [ucraniana] fue avisada. Habíamos sido advertidos en varias ocasiones, tanto por fuentes locales como por personas de Bielorrusia, de la posibilidad de todo tipo de provocaciones hasta el 'secuestro y la liquidación'", continúa la ONG.

Shishov, de 26 años, se vio obligado a huir a Ucrania el pasado otoño tras participar en las protestas antigubernamentales en Gomel, al sur de Bielorrusia, y "oponerse activamente" a las autoridades, según la Cámara bielorrusa.

Investigación en curso

La policía ucraniana abrió una investigación por asesinato después de que Shishov fuera encontrado ahorcado en uno de los parques de Kiev este martes, no muy lejos de su lugar de residencia.

Había desaparecido el lunes mientras hacía footing, según informó su organización en Telegram. La policía dijo en un comunicado que su teléfono móvil y sus objetos personales habían sido retirados del lugar.

El grupo de derechos humanos Viasna, citando a amigos del activista, apunta en Telegram que Shishov había sido seguido previamente por "personas desconocidas" mientras hacía footing recientemente.

La policía y los voluntarios han estado investigando en la zona donde Shishov fue visto por última vez haciendo footing con un equipo de perros, según la Casa de Bielorrusia.

Kiev ha confirmado que han abierto una investigación por "asesinato premeditado" y no ha descartado que la muerte del activista pudiera ser un "asesinato disfrazado de suicidio".

La policía está buscando testigos. Además trata de recuperar las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona como parte de la investigación.

Represión de la disidencia

La desaparición de Shishov se ha producido justo un día después de que la atleta bielorrusa Krystsina Tsimanouskaya obtuviera un visado para viajar a Polonia, después de decir que temía por su seguridad si regresaba a Bielorrusia.

Tsimanouskaya afirmó que, tras criticar la forma en que se dirigía el equipo olímpico en Japón, las autoridades bielorrusas habían intentado obligarla a regresar a Bielorrusia.

Desde la votación presidencial de agosto de 2020, que Occidente denunció como amañada, el presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, ha reprimido las protestas de la oposición en su país, provocando la huida de muchos disidentes, a menudo a Ucrania, Polonia y Lituania.

Miles de manifestantes de la oposición han sido detenidos desde la controvertida votación, mientras que muchas ONG y medios de comunicación independientes se han visto obligados a cerrar.

La líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Sviatlana Tsikhanouskaya, tuiteó el martes que estaba "destrozada" por la muerte de Shishov.

"Es preocupante que los que huyen de Bielorrusia sigan sin estar seguros", ha apuntado.