This content is not available in your region

Análisis | 2021 el año del instinto de supervivencia

Access to the comments Comentarios
Por Beatriz Beiras
Beatriz Beiras, Euronews / Colas para vacunarse en Londres, Reino Unido 13/12/2021
Beatriz Beiras, Euronews / Colas para vacunarse en Londres, Reino Unido 13/12/2021   -   Derechos de autor  AFP   -  

2021, un año que despertó nuestro instinto de supervivencia. Veníamos del traumatismo colectivo de la pandemia, algo desconocido por las generaciones actuales, sólo unas pocas personas guardaban, allá en el fondo de su memoria, recuerdos infantiles de la devastadora pandemia de la gripe de 1919.

Y si en 2020 el tsunami de contagios de una plaga desconocida desató el reflejo atávico de cuarentenas y confinamientos para defendernos, en 2021 el instinto de supervivencia de nuestra especie nos hizo confiar en las vacunas. Dicen que lo que nos distingue de los animales es precisamente nuestra capacidad de inventar, de crear instrumentos para ayudarnos a sobrevivir en un medio hostil.

Millones de personas confiaron en ellas para preservar su salud y la de los demás, y se apresuraron a vacunarse. Pero también hubo muchos miles, millones, quién sabe cuántas, que rehusaron. Sus motivos tendrán. Y también es un hecho que la fe ciega en el progreso ya es algo que pertenece al pasado, hemos aprendido que los descubrimientos científicos no siempre significan bondad.

Pero los datos de fallecimientos y hospitalizaciones, dan la razón a quienes escucharon su instinto de supervivencia y confiaron en la vacunación contra la covid.

Sopesar el pro y el contra, el beneficio y el riesgo, es señal de inteligencia. Ahora sabemos, con la aparición de nuevas variantes, que todavía estamos en el fragor de la batalla contra un enemigo invisible, astuto, y que también tiene instinto de supervivencia.

La pandemia, como el cambio climático y la contaminación del planeta, nos recuerda lo que ya sabían nuestros antepasados: que poco valemos como individuos y que la supervivencia de cada uno depende de la supervivencia de la especie.

El año acaba, y parece que volvemos al punto de partida, que estamos igual que cuando acabó 2020. Pero nada es nunca como antes fue , y esperamos que 2022 sea el año del final de la pandemia. Un deseo que compartimos con ustedes, gracias por seguirnos. Feliz año nuevo.