This content is not available in your region

Antony Blinken y José Manuel Albares buscan juntos una solución para el Sáhara Occidental

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Reunión en Washingto entre el secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken y el ministro de Exteriores de España José Manuel Albares
Reunión en Washingto entre el secretario de Estado de Estados Unidos Antony Blinken y el ministro de Exteriores de España José Manuel Albares   -   Derechos de autor  AP Photo   -  

Importante encuentro entre José Manuel Albares y Antony Blinken con el conflicto del Sáhara Occidental o la situación en Venezuela como principales temas a tratar.

El ministro de Asuntos Exteriores de España y el secretario de Estado estadounidense se vieron las caras este martes en Washington para abordar aspectos como la crisis en Ucrania o la próxima cumbre de la OTAN en Madrid. La cuestión soberanía del Sáhara Occidental, que divide claramente a ambos países, fue no obstante uno de los puntos clave de un encuentro en el que, eso sí, quedó clara la buena sintonía.

"Estamos deseando hablar de los muchos temas diferentes en los que nos hemos centrado conjuntamente, como África y el Sahel, pero también América Latina", reconocía Blinken. "Hay mucho que hablar, pero más allá de eso, sólo quiero decir que, especialmente en tiempos difíciles como los que corren, marca toda la diferencia del mundo tener socios cercanos, amigos cercanos, aliados cercanos como España y, para Estados Unidos, nada es más importante".

El encuentro de Albares y Blinken tiene lugar pocas horas después de el rey Felipe VI apostara públicamente por iniciar con Marruecos una nueva etapa de entendimiento tras un año marcado por las tensiones diplomáticas entre Rabat y Madrid, las cuales acabarían cobrándose el puesto de la entonces ministra de Exteriores Arancha Gonzalez Laya, reemplazada por el propio Albares.

América Latina, como confirmaba el propio Blinken, es otro de los puntos que unen los intereses de Washington y Madrid. A pesar de no coincidir en en el cargo de Juan Guaidó, ambos muestran una postura más similar con respecto a la situación en Venezuela, con una apuesta firme por el diálogo entre Gobierno y oposición y por el avance de la vía democrática, como demostró la reciente victoria de la oposición en la región de Barinas. 

La situación en Nicaragua o la victoria de Gabriel Boric en Chile fueron otros de los temas abordados por dos países con sus más y sus menos pero siempre condenados a entenderse.